Guinea decreta oficialmente una epidemia de ébola en el sureste del país

Un trabajador de la salud se prepara para atender enfermos de ébola en el centro de tratamiento de Kailahun, Guinea, en una imagen de archivo del 15 de agosto de 2014.
Un trabajador de la salud se prepara para atender enfermos de ébola en el centro de tratamiento de Kailahun, Guinea, en una imagen de archivo del 15 de agosto de 2014. © Carl de Souza / AFP
6 min

Después de registrar al menos siete casos y tres muertes por el virus, las autoridades decidieron caracterizar la situación como una epidemia e implementar medidas de rastreo y vacunación para frenar el brote. Además, la República Democrática del Congo también reportó el cuarto contagio detectado en apenas una semana. 

Anuncios

Los reportes desde Guinea y República Democrática del Congo hacen sonar las alarmas de las autoridades sanitarias locales e internacionales y avivan el recuerdo del brote de ébola que dejó 11.300 muertos entre 2013 y 2016.

La tensión es tal que el Gobierno de la primera nación decretó oficialmente la existencia de una epidemia de ébola tras detectar al menos siete contagios y tres muertes.

"La primera investigación llevada a cabo ha contabilizado siete casos, todos mayores de 25 años, entre los cuales hay tres muertes", anunció en un comunicado la Agencia Nacional de Seguridad Sanitaria de Guinea.

El brote se detectó en la zona de Gouécké, en el sureste del país. Todo parece indicar que los casos tienen relación con el funeral de una enfermera, celebrado el primero de febrero, en el cual se cree se podría haber propagado el virus, aunque el contagio no se ha podido confirmar. 

El Ministerio de Salud adelantó medidas para tratar de frenar el brote, con la puesta en marcha de protocolos de rastreo y aislamiento, y prometió acelerar el proceso de vacunación. Además, las autoridades abrieron un centro de tratamiento en Gouécké. 

República Democrática del Congo también detecta nuevos casos de ébola

Fue precisamente en Guinea donde empezó la epidemia de 2013, en una zona cercana a Gouécké. La región es fronteriza con países como Liberia, que ya aseguraron estar extremando las medidas. Hace ocho años, Liberia y Sierra Leona también terminaron siendo de los países más afectados por el brote. 

Un trabajador sanitario espera en un centro de tratamiento del ébola en Bunia, República Democrática del Congo, el 7 de noviembre de 2018
Un trabajador sanitario espera en un centro de tratamiento del ébola en Bunia, República Democrática del Congo, el 7 de noviembre de 2018 © John Wessels / AFP

Pero el brote de Guinea no es el único riesgo potencial en el continente africano. Paralelamente, República Democrática del Congo ya detectó otros cuatro casos de ébola, según lo anunciado por el ministro de Salud, Eugene Nzanzu. 

Las autoridades sanitarias reportaron la detección del virus en el país el 7 de febrero, en la zona de North Kivu. Este viernes, llegaron al país 1.200 dosis de la vacuna para contener la transmisión.

La República Democrática del Congo se declaró libre del ébola hace solo unos meses, en junio del año pasado. Si los casos detectados durante estos días terminan siendo otra epidemia, sería la doceava vez que esta enfermedad afecta al país, desde que el virus fue descubierto en los años 70. 

La OMS expresa su preocupación

La Organización Mundial de la Salud aseguró estar pendiente del desarrollo de estos brotes y expresó su preocupación por la situación. La directora regional de la entidad para África, Matshidiso Moeti, escribió en Twitter que la OMS está "acelerando la preparación y los esfuerzos de respuesta ante el posible resurgimiento del ébola en África Occidental". 

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, también confirmó estar haciendo seguimiento cercano a la situación, especialmente en Guinea, y aseguró que proporcionarán tests de confirmación definitiva para ayudar al rastreo en el país. 

El virus del ébola provoca fiebre, sangrado, diarrea y vómito, y se transmite a través del contacto directo con sangre o fluidos corporales contaminados. Tiene una tasa de mortalidad del 90% si no se trata a tiempo, una cifra mucho más alta que el Covid-19, pero en cambio no se transmite a través de pacientes asintomáticos. 

El brote de 2013 en África Occidental, es decir, en la región de Guinea, Liberia y Sierra Leona, fue el peor que se ha registrado en toda la historia desde que el virus fue descubierto.

Con EFE y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24