Ngozi Okonjo-Iweala, primera mujer y primera africana en dirigir la OMC

Ngozi Okonjo-Iweala, durante una audiencia ante los representantes de los 164 estados miembros de la Organización Mundial del Comercio, el 15 de julio de 2020 en Ginebra.
Ngozi Okonjo-Iweala, durante una audiencia ante los representantes de los 164 estados miembros de la Organización Mundial del Comercio, el 15 de julio de 2020 en Ginebra. © Fabrice COFFRINI / AFP

La nigeriana Ngozi Okonjo-Iweala será pionera en la Organización Mundial del Comercio. A pesar de una carrera de dos décadas en el Banco Mundial y de su experiencia como ministra de Finanzas y de Relaciones Exteriores, su llegada a la dirección de la OMC no ha sido fácil. 

Anuncios

Una de las mujeres más poderosas de Nigeria pasa a estar al frente de la Organización Mundial del Comercio. Este 15 de febrero, la entidad, encargada de velar por el funcionamiento del comercio internacional, nombró a la economista Ngozi Okonjo-Iweala como directora general, convirtiéndose así en la primera mujer y la primera africana en ocupar el cargo.

Pero su llegada a la dirección de la OMC no fue fácil. A pesar de contar con una larga experiencia de más de dos décadas en el Banco Mundial, de haber capitaneado el Ministerio de Finanzas de su país y haber integrado el Consejo de Administración de Twitter, Okonjo-Iweala enfrentó una fuerte barrera para ser nombrada en lo más alto de la organización.

El impedimento vino de la Administración del expresidente estadounidense Donald Trump, que hizo todo lo posible por bloquear su promoción. El pasado 28 de octubre, Washington se opuso a que se convirtiera en la sucesora del brasileño Roberto Azevedo, quien abandonó el cargo por motivos familiares dejando a la institución bajo fuertes presiones de Estados Unidos. 

Con Trump todavía en la Casa Blanca, Washington aseguró que Okonjo-Iweala no tenía la experiencia necesaria para el cargo y apoyó la candidatura de la ministra de Comercio de Corea del Sur, Yoo Myung-hee. Sin embargo, con la llegada de Joe Biden, la posición de Washington cambió drásticamente, ya que el demócrata expresó "su firme apoyo" a Okonjo-Iweala, lo que influyó en la retirada el pasado 5 de febrero de Yoo de la contienda.

La deuda con África y un currículum excepcional enmarcan el nombramiento de Okonjo-Iweala

Tras la creación de la OMC hace 26 años, la dirección de la entidad ha pasado por manos europeas, neozelandesas, asiáticas y sudamericanas, pero nunca africanas. La deuda de la entidad con África se hace ahora más explícita en un momento en que las economías desarrolladas y basadas en propiedad intelectual aventajan a las africanas, basadas principalmente en materias primas. 

Pero no solo la deuda con el continente hace merecedora a Ngozi Okonjo-Iweala del cargo que ostentará a partir del próximo 1 de marzo y hasta el 31 de agosto de 2025. La economista, que estudió en las prestigiosas universidades de Harvard y el Instituto de Tecnología de Massachusetts, estuvo a cargo durante dos décadas de la principal misión del Banco Mundial: los préstamos a los países en vías de desarrollo.

Además, mientras gestionó la cartera de Finanzas, logró la proeza de suprimir en casi tres cuartas partes importantes deudas que ahogaban el PIB de Nigeria. Es, además, presidenta en la junta directiva de la alianza Gavi, uno de los principales entes encargados en facilitar la llegada de las vacunas contra el Covid-19 a las poblaciones más necesitadas a nivel mundial. 

El reto de Okonjo-Iweala ahora será liderar una Organización Mundial del Comercio prácticamente paralizada tras la renuncia de Azevedo y que recibió duros y constantes golpes de la Administración Trump en los últimos cuatro años. Por su parte, la recién nombrada presidenta aseguró que la entidad jugará un papel clave en la recuperación "de la devastación causada por la pandemia". 

France 24 con AFP y AP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24