Liberan en Nigeria a las 42 personas que fueron secuestradas en una escuela la semana pasada

Un vehículo blindado frente al Kagara Science College en el centro-oeste de Nigeria, donde las 42 personas, incluidos 27 niños, fueron secuestradas hace diez días.
Un vehículo blindado frente al Kagara Science College en el centro-oeste de Nigeria, donde las 42 personas, incluidos 27 niños, fueron secuestradas hace diez días. © Kola Sulaimon / AFP

Este sábado fueron liberadas las 42 personas secuestradas el pasado 17 de febrero de una escuela en el estado de Níger, al norte de Nigeria. Se trata de 27 estudiantes, 12 familiares de estos y tres empleados de la institución educativa. Estas liberaciones se conocen mientras continúa la búsqueda de otras 317 niñas raptadas el viernes en una escuela del estado de Zamfara.

Anuncios

Las escuelas se han convertido en el blanco de secuestros masivos en el norte de Nigeria por parte de grupos armados en los últimos años.

El pasado 17 de febrero, una banda delictiva irrumpió en una institución de secundaria del distrito de Kagara, en el estado de Níger, en el norte del país, y raptó a 27 estudiantes, 12 miembros de sus familias y tres miembros del personal educativo. Un niño murió mientras intentaba huir de los secuestradores.

Ahora, diez días después, las autoridades informaron que las 42 personas recuperaron su libertad.

"Los estudiantes secuestrados, el personal y los familiares del Colegio de Ciencias del Gobierno de Kagara han recuperado su libertad y han sido recibidos por el Gobierno del Estado de Níger", publicó el gobernador Abubakar Sani Bello, a través de su cuenta de Twitter.

El rescate se conoce un día después de que otro grupo, de 317 niñas, fuera secuestro por hombres armados en un colegio del estado vecino de Zamfara.

En el norte de Nigeria operan varias bandas al margen de la ley que a menudo secuestran para pedir rescates y presionan para que miembros de sus grupos sean liberados de las cárceles.

Los secuestros masivos, un problema político para el presidente Muhammadu Buhari

Estos actos violentos se han convertido en un desafío para el presidente Muhammadu Buhari, un retirado general del Ejército, que se ha enfrentado a crecientes críticas en los últimos meses por los ataques de las bandas locales, que causan conmoción dentro y fuera del país.

Este mes, Buhari reemplazó a los jefes de larga data de la institución castrense, pero esa medida no ha mitigado el empeoramiento de la violencia ni calmado el descontento ciudadano.

Archivo- Cerca de 350 niños que fueron secuestrados se encuentran en una sala de conferencias con las autoridades y algunos familiares, tras ser liberados. En Katsania, Nigeria, el 18 de diciembre de 2020.
Archivo- Cerca de 350 niños que fueron secuestrados se encuentran en una sala de conferencias con las autoridades y algunos familiares, tras ser liberados. En Katsania, Nigeria, el 18 de diciembre de 2020. © AP/Sunday Alamba

La Administración de Buhari intenta, sin embargo, plantarse contra los secuestradores. El pasado diciembre, las fuerzas de seguridad rescataron a 350 menores que una semana antes habían sido llevados a la fuerza por hombres armados.

En uno de los secuestros masivos más recordados en el mundo, está el de 276 niñas nigerianas en 2014, cuyo hecho fue adjudicado por el grupo yihadista Boko Haram, en el estado de Borno. De ellas, cerca de 100 aún siguen desaparecidas.

Además de los intereses propios de las bandas locales, expertos en seguridad han indicado que muchas de ellas colaboran con el mencionado movimiento extremista, el cual busca imponer un Estado de corte islámico en una nación de mayoría musulmana en el norte y predominantemente cristiana en el sur.

La violencia y la inseguridad han agravado los retos económicos que enfrentan los habitantes de este país, el más poblado de África y principal exportador de petróleo, que a su vez, lucha para hacer frente a una disminución en los ingresos, debido a una caída en los precios del crudo y los impactos de la pandemia del Covid-19.

Con Reuters y AP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24