Mozambique: Ejército mantiene esfuerzos por recuperar el control en Palma

Un automóvil involucrado en una emboscada a un convoy de vehículos que transportaban a civiles que se habían refugiado en un hotel en Palma, yace siniestrado a un costado de la carretera, en Mozambique. Fotografía tomada entre el 24 y 27 de marzo.
Un automóvil involucrado en una emboscada a un convoy de vehículos que transportaban a civiles que se habían refugiado en un hotel en Palma, yace siniestrado a un costado de la carretera, en Mozambique. Fotografía tomada entre el 24 y 27 de marzo. © Reuters

El Ejército de Mozambique admitió el 30 de marzo que la localidad de Palma, ubicada en la provincia norteña de Cabo Delgado, sigue sin ser controlada luego del ataque llevado a cabo por grupos insurgentes desde el 24 de marzo. La situación, que ha dejado decenas de heridos y muertos, ha provocado el desplazamiento de al menos 3.360 personas de acuerdo con la OIM. 

Anuncios

De acuerdo con lo informado por Bertolino Jeremias Capitine subjefe del Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas de Mozambique, soldados de diversas especialidades se encuentran trabajando para sofocar los focos de resistencia yihadista que persisten en la zona. 

El representante de las Fuerzas Armadas indicó que los efectivos se encuentran motivados para lograr el pronto regreso de los desplazados a su hogar en lo que definió como 'operación limpieza'. 

De acuerdo con la publicación local 'Jornal Noticias', las labores del Ejército se han concentrado en desalojar a civiles de la zona para centrarse en buscar escondites de los insurgentes. 

Palma, un importante centro logístico para el desarrollo de proyectos de explotación de gas valorado por unos 60.000 millones de dólares, fue blanco de una serie de ataques desde el pasado 24 de marzo. El 29 de marzo, el grupo Estado Islámico se atribuyó los ataques e indicó que la zona está bajo su control. 

Pese a que no se han contabilizado las víctimas, el Gobierno de Mozambique ha señalado que el ataque dejó decenas de personas muertas. No obstante, en su declaración del 29 de marzo, el autodenominado grupo Estado Islámico cuantificó las muertes en 55 personas, la mayoría de ellas integrantes de las fuerzas de seguridad. 

La situación, ha generado preocupación en la comunidad internacional. La embajada de Francia en Maputo, capital de Mozambique, se pronunció sobre la situación e instó a los países socios de Mozambique a movilizarse en contra del terrorismo. 

“París está siguiendo con gran preocupación la situación en la provincia de Cabo Delgado, en Mozambique y condena, con la mayor vehemencia, los atentados terroristas perpetrados hace varios días que provocaron muertes en la población civil (…) Francia permanece al lado de Mozambique en la lucha contra el terrorismo y anima a los países de la región y a los socios de este país a movilizarse junto a Mozambique”, se lee en un comunicado.

Por su parte el medio 'O Pais', que cita a la agencia de noticias Lusa, señaló que será durante la primera semana de abril cuando arriben a Mozambique militares de las Fuerzas Armadas de Portugal que colaborarán en las labores de instrucción de sus pares mozambiqueños. 

Organismos internacionales preocupados por la situación de los desplazados 

Desde 2017, la provincia de Cabo Delgado ha sido blanco de actos de violencia cuando el grupo yihadista local Al Shabab' comenzó ataques coordinados a comisarías e instalaciones gubernamentales en el interior de la región.

La zona, de acuerdo con estimaciones de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), alberga a unas 110.000 personas y, al menos, 43.600 buscaron refugio allí tras escapar de ataques en otras localidades de la provincia de Cabo Delgado. 

"(Muchos) vinieron a Palma buscando seguridad, y se han ido de Palma sin ninguna", dijo Jonathan Whittall, director de análisis del grupo de ayuda internacional Médicos Sin Fronteras (MSF).

Desde que comenzaron los ataques, muchos lugareños han tratado de huir por vía marítima o a pie hasta la localidad de Pemba, ubicada a unos 400 kilómetros de Palma. Allí, de acuerdo con la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) unas 3.360 personas se habían registrado hasta el 30 de marzo. 

No obstante, la agencia de noticias Reuters indica que un número indeterminado de personas ha seguido el camino hacia el norte, cerca de la frontera con Tanzania. En Pemba, un grupo le dijo a la agencia de la ONU para los refugiados que sus intentos de buscar seguridad en Tanzania se vieron frustrados por un difícil cruce de río.

"Es una verdadera catástrofe humanitaria (…) La gente está esparcida por todo el lugar, por barco, por carretera", dijo Lola Castro, directora regional del Programa Mundial de Alimentos (PMA).

Este programa, ha enviado médicos al área de Palma y transportó a cientos de personas a un lugar seguro, entre ellos trabajadores humanitarios, de acuerdo con lo afirmado por Castro. No obstante, tres trabajadores humanitarios permanecen desaparecidos. 

Con EFE, Reuters y medios locales 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24