Tres europeos fueron asesinados tras sufrir un ataque en Burkina Faso

Archivo: Soldados de Burkina Faso patrullan la carretera a Gorgadji en la región de Sahel, Burkina Faso, el 3 de marzo de 2019.
Archivo: Soldados de Burkina Faso patrullan la carretera a Gorgadji en la región de Sahel, Burkina Faso, el 3 de marzo de 2019. Luc Gnago, Reuters

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, confirmó la muerte de los reporteros españoles al tiempo que fuentes cercanas al caso aseguraron que el ciudadano irlandés también fue asesinado. Un grupo de hombres armados en dos camionetas y varias motos atacaron la patrulla en la que se movilizaban al este del país el pasado lunes 26 de abril. Por su parte, el Gobierno de Burkina Faso atribuyó a "terroristas" el mortal ataque.

Anuncios

Dos periodistas españoles y un ciudadano irlandés fueron asesinados en Burkina Faso, confirmaron diversas fuentes este 27 de abril. Desde lunes, cuando se informó de la desaparición, se había lanzado una amplia búsqueda de los tres extranjeros tras ser secuestrados por un grupo de hombres armados en el este del país.

A través de su cuenta de Twitter, el presidente del Gobierno español Pedro Sánchez aseguró que es "la peor de las noticias" y reveló la identidad de los dos españoles: se trata de David Beriain y Roberto Fraile. Al tiempo, resaltó su labor asegurando que realizaban "un periodismo valiente y esencial desde las zonas de conflicto".

Previamente, la ministra española de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, explicó desde Madrid que los dos periodistas españoles realizaban junto a un irlandés un documental sobre caza furtiva en una región cercana a la frontera con Benín.

Los extranjeros se transportaban en una patrulla de unos cuarenta efectivos burkineses contra la caza furtiva, cuando hombres armados que se transportaban en dos camionetas y una decena de motos realizaron la emboscada y además de secuestrar a los ocupantes, se llevaron armas, dos camionetas y un dron.

La ministra expuso que la zona donde ocurrieron los hechos es peligrosa y en ella actúan grupos terroristas, furtivos y bandidos, además de organizaciones yihadistas.

Por su parte, el Gobierno de Burkina Faso atribuyó a "terroristas" el ataque. El portavoz del Ejecutivo, Ousséni Tamboura, destacó que "por ahora, la identidad de los secuestradores no ha sido claramente establecida" y agregó que "según las primeras informaciones disponibles, durante su excursión el equipo se encontró con una posición ocupada por terroristas que abrieron fuego".

Mediante Twitter, Reporteros Sin Fronteras calificó esta jornada como un día triste para la profesión "que dignificaban" los fallecidos, "muy admirados y queridos".

Los secuestros de ciudadanos extranjeros, una constante desde 2015

Los ataques yihadistas en Burkina Faso han sido recurrentes desde 2015. En especial por compartir fronteras con países como Mali y Níger que también sufren este flagelo.

Varios secuestros de extranjeros se han producido en Burkina Faso en los últimos años. En 2016 una pareja de australianos fue tomada como rehén. Solo la mujer fue liberada. Y en 2018, una pareja italocanadiense también fue secuestrada antes de pasar un año en cautiverio. Su liberación se produjo en Malí.

Las acciones de los grupos terroristas se concentraban hasta ahora en el norte del país, cerca de la frontera maliense. Allí operan grupos como el Frente de Apoyo al Islam y los mulsulmanes afiliado a Al Qaeda y al Estado Islámico del Gran Sahara (ISGS por sus siglas en inglés). Sin embargo, ahora tienen por blanco la capital, así como otras regiones en especial del este y noreste del país.

En los últimos seis años, los yihadistas han dejado 1.200 muertos y más de un millón de desplazados en Burkina Faso.

Con AFP y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Lleve las noticias internacionales a todas partes con usted. Descargue la app de France 24