Primer ministro y su equipo dimiten del Gobierno de República Centroafricana

En esta imagen aparece Firmin Ngrebada, en el centro, encargado de dirigir el país como primer ministro durante estos años. Foto de archivo.
En esta imagen aparece Firmin Ngrebada, en el centro, encargado de dirigir el país como primer ministro durante estos años. Foto de archivo. © FLORENT VERGNES / AFP

El primer ministro de la República Centroafricana (RCA), Firmin Ngrebada, y todo su equipo dimitieron el jueves en un momento de gran fragilidad para el país, que se enfrenta a una lucha contra una coalición de grupos armados opuestos al presidente, y en medio de una ruptura con su tradicional aliado, Francia.

Anuncios

El primer ministro centroafricano, Firmin Ngrebada, que ocupaba el cargo desde febrero de 2019, anunció que había presentado su dimisión al presidente Faustin-Archange Touadéra el jueves. Por lo que su dimisión debería conducir a la formación de un nuevo Gobierno para uno de los países más pobres del mundo.

"Acabo de presentar mi dimisión y la del Gobierno a su Excelencia el presidente de la República Faustin-Archange Touadéra", escribió Ngrebada en su cuenta de la red social Twitter, mientras que en un post de Facebook dio a entender que la medida estaba relacionada con la reelección de Touadéra, que juró en marzo su segundo mandato presidencial, tras las elecciones de diciembre.

Según informaciones de la agencia internacional de noticias EFE, Ngrebada fue uno de los principales implicados en la elaboración de un acuerdo de paz firmado en Jartum (Sudán) en 2019 con catorce grupos armados y cuyo objetivo fue poner fin a la guerra civil que atraviesa el país desde conflicto desatado en 2012.

Por otro lado, la dimisión se produce en un momento en el que las relaciones con su tradicional aliado y antigua potencia colonial, Francia, se han deteriorado notablemente, después de que el 7 de junio Francia suspendiera la cooperación militar en la RCA, en medio de acusaciones de "campañas masivas de desinformación" hacia el país europeo, cuando un ciudadano francés fue detenido en Bangui, la capital centroafricana, el pasado mes de mayo y se difundió en las redes sociales una foto suya con un arsenal de armas.

Mientras tanto, tras la noticia dada a conocer por el ex jefe de gabinete, el portavoz presidencial Albert Yaloke Mokpeme dijo a la agencia de noticias AFP que se podría considerar su contratación para dirigir una nueva administración renovada.

"Sabremos dentro de unas horas si el presidente mantiene al primer ministro", dijo el portavoz.

RCA sumergida en una espiral de violencia

La República Centroafricana sufre una violencia sistémica desde finales de 2012, cuando una coalición de grupos rebeldes llamada “Los Séléka” se apoderó de Bangui y derrocó al presidente François Bozizé tras diez años de gobierno, iniciando una guerra civil.

Aunque desde entonces ha habido varios intentos de negociaciones y acuerdos de paz entre las fuerzas gubernamentales y el grupo armado, los combates continúan cobrando vidas y miles de inocentes se refugian en los países vecinos o en otras áreas como la capital del país.

Según el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), una cuarta parte de la población se ha visto afectada por el conflicto, siendo una mayoría menores de edad que han sido víctimas de trabajos forzosos o de algún tipo de abuso. La pobreza extrema expresada en los altos índices de desnutrición ha sido también una de las principales consecuencias del conflicto.

Con los Séléka dispersos en alrededor de casi un tercio del país y otros grupos surgidos en el combate, la RCA está sumida en un cúmulo de facciones armadas que obstaculizan la gobernabilidad en la nación.

Sólo en las elecciones presidenciales del 27 de diciembre, en las que ganó Touadéra, las votaciones se vieron obstaculizadas por los grupos armados, por lo que menos de uno de cada tres votantes tuvo la oportunidad de acudir a las urnas debido al miedo generado por la ofensiva de los rebeldes.

Esta nueva ola de violencia había estallado después de que el Tribunal Constitucional rechazara la candidatura presidencial del expresidente François Bozize, lo que demostró que la tan esperada paz y estabilidad del país está aún lejos de alcanzarse.

En una declaración de Touadéra, apoyada por las Naciones Unidas, el 13 de enero, se dijo que los grupos rebeldes tendrían el apoyo político de Bozizé, algo que él ha negado.

La República Centroafricana es el segundo país menos desarrollado del mundo según la ONU y, a pesar del reciente e histórico acuerdo de paz firmado en 2019, las fuerzas gubernamentales combatientes junto a las tropas rusas y ruandesas y la misión de la ONU siguen luchando en busca de encontrar una salida a la larga crisis del país.

Con AFP, EFE y AP 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Lleve las noticias internacionales a todas partes con usted. Descargue la app de France 24