Paro armado del ELN

El paro armado del ELN complica la reanudación de las negociaciones con el gobierno colombiano

Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, en la toma de posesión de un nuevo miembro de las fuerzas armadas en Tumaco, Colombia, enero de 2018.
Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, en la toma de posesión de un nuevo miembro de las fuerzas armadas en Tumaco, Colombia, enero de 2018. Presidencia de Colombia / Reuters

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, afirmó que será muy difícil reanudar los diálogos de paz con la última guerrilla del país, el Ejército de Liberación Nacional, ELN, si el grupo continúa cometiendo atentados.

Anuncios

El sábado 10 de febrero, la guerrilla del ELN inició lo que denominó como un “paro armado” de 72 horas, en carreteras, ríos, mar y aire, por el cual obstaculizó el transporte y las actividades comerciales en varias regiones del país.

Los guerrilleros argumentan que continúa el “terrorismo de Estado” y que aumentó la “persecución a los dirigentes populares”. Además, esperan convencer al Gobierno de Juan Manuel Santos de sentarse de nuevo en la mesa de negociaciones en Quito, Ecuador.

Ante la decisión de los alzados en armas de efectuar el paro, el presidente colombiano aseguró que "va a ser muy difícil" reanudar las conversaciones si la guerrilla no muestra coherencia entre lo que dice y lo que hace, en referencia a los más recientes atentados cometidos por sus militantes.

El primer cese el fuego con el ELN, la última guerrilla de Colombia después de que las FARC dejaron las armas, expiró el 10 de enero, luedo de 102 días. Las negociaciones de paz se suspendieron a finales de ese mes tras una serie de ataques del grupo contra fuerzas policiales que dejaron al menos siete policías muertos y más de 40 heridos.

En el primer día del paro armado, miembros del ELN dinamitaron un puente y dañaron una carretera en el norte del país.

En ese contexto, el presidente colombiano aseguró que se desarrollan acciones contundentes contra la guerrilla y que unos " 100 miembros de la organización fueron neutralizados", desde que concluyó el cese el fuego bilateral.

“Estamos plenamente dispuestos a pactar un nuevo cese el fuego”

Los representantes del ELN insisten en que desean retomar los diálogos con el gobierno colombiano y “desarrollar el quinto ciclo” de las conversaciones.

En entrevista con el corresponsal de France 24 en Quito, Gustavo Ortega, habló el comandante, Aureliano Carbonell, representante del ELN en las negociaciones.

Carbonell afirmó que tras cuatro años definiendo la construcción del proceso, no se puede perder todo lo que fue construido. Y resaltó que el primer cese el fuego “tuvo cosas muy positivas, pues llevó una situación más favorable para muchas comunidades”.

Sin embargo, aclaró que el cese “había que mejorarlo” con compromisos más sólidos, con voluntad política y con mejoras a la “situación humanitaria de las dos partes”.

Adicionalmente, el comandante criticó que a la saturación de las tropas de ambos bandos se sumó la tensión porque hay muchas detenciones y “de parte del Gobierno se está desarrollando una ofensiva”.

“Si a usted lo tienen acorralado y a punto de que lo echen por un precipicio, usted tiene que defenderse, no puede ayudar a que lo empujen”, dijo Carbonell.

Los representantes del ELN dicen que están “plenamente dispuestos a pactar un nuevo cese el fuego”, pero por ahora, la administración Santos mantiene una postura poco optimista respecto a esa posibilidad.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24