REVISTAS DE PRENSA

La reseña de la prensa francesa del 3 de mayo de 2017

Anuncios

Hoy es el día del último debate entre los dos candidatos finalistas a la presidencial francesa, Marine Le Pen y Emmanuel Macron, y como era de esperarse, todos los periódicos dedican amplio espacio a ello. Esta tradición que nació en los años setenta mantiene todo su atractivo y suspenso. Como ejemplo el tabloide católico La Croix escribe en su editorial “no dudemos, en el debate televisado de esta noche entre los dos candidatos principales a la magistratura suprema, los comentaristas y espectadores estarán al acecho de lo que podemos llamar las formas. Los choques, la palabra exacta, todo lo que podría ser significativo del pensamiento de uno u otro candidato, de su capacidad para asumir su futura responsabilidad”. En espera del debate, y para convencer a los indecisos La Croix propone 8 páginas donde pasa en revista los programas de Macron y Le Pen.

Por su parte el vespertino Le Monde abre su portada con la atención puesta en el euro. La candidata de la extrema derecha ha venido adaptando su discurso sobre el abandono del euro y la salida de la Unión Europea en la medida que avanzaba la campaña electoral. El tema del euro no aparece más en su llamado a votar por ella en la segunda vuelta, y tampoco el del referéndum para salir de la Unión. Le Pen va dando tumbos, subraya el rotativo. Un vacío voluntario que le permite hacer escuchar a su ala más radical lo que quiere escuchar, a la vez que necesita ampliar su base de electores y por eso esconde los efectos devastadores que tendría la salida del euro, añade Le Monde.

El debate en torno al euro es también el ángulo elegido por el conservador Le Figaro. "El Frente Nacional atrapado por su proyecto loco de salida del euro", destaca su titular a cinco columnas. Este matutino recuerda las tres funciones de la moneda única: unidad de cuenta, reserva de valor, e intermediaria para los intercambios comerciales. Le Pen quiere volver al franco dándole esas tres funciones, salvo que en caso de salir del euro, el franco no podría guardar su función de intermediario para los intercambios comerciales pues no hay otros países que estén dispuestos a aceptarlo.

Para el debate, absolutamente todo ha sido negociado. El lugar que ocupará uno y otra, el orden de las intervenciones, el color del decorado y, claro, los temas del debate. Poder de compra, desempleo, Europa, seguridad, internacional... “Estaremos frente a un ejercicio absolutamente básico y ritual”, observa el director de Información de France Télévisions. Y sin embargo el duelo Macron-Le Pen es original por varias razones, destaca el tabloide. Primero porque es la primera vez que la extrema derecha llega a ese lugar; segundo porque el peso del voto útil nunca ha sido tan determinante, lo que implica que Macron deberá luchar por generar la adhesión a su programa más allá de quienes ya fueron convencidos. En otras palabras, el favorito deberá intentar "convencer a la vez a los abstencionistas de ir a votar pero también a sus electores que será un buen presidente".

Esa tarea no será muy sencilla pues, como recuerda el mismo tabloide en su portada, hay una amplia franja de electores que son calificados de Ni -Ni, es decir ni con Macron, ni con Le Pen. La arrogancia de Macron, su imagen de liberal, el rechazo a la política de miedo del gran lobo que llega con el Frente Nacional... Todos esos factores pesan entre los electores de la Francia Insumisa que apoyaron al candidato de izquierda, Jean-Luc Mélenchon, y que preferirían ahora "no ensuciarse las manos", previene el diario.

Por otra parte, Le Figaro aborda la crisis en Venezuela y recuerda que el lunes pasado el presidente Maduro decidió convocar a una nueva Asamblea Constituyente, que el conjunto de la oposición califica de ilegal. Maduro ha fijado nueve objetivos con la nueva Constitución, construir la paz, ampliar el sistema económico, asegurar la Justicia y la seguridad, entre otros. La posición del ejército es central pues hoy más de la mitad de los gobernadores y un tercio de los ministros son militares. Nada podrá hacerse sin ella y la oposición no tiene suficientes contactos en su interior, observa.

L'Humanité habla de la situación explosiva que se vive en Brasil donde el gobierno de derecha de Michel Temer, con el apoyo del Parlamento y el partido de los grandes propietarios, ha relanzado el acaparamiento de las tierras indígenas. Una propuesta de reforma, actualmente en el Congreso, permitiría arrancar sus derechos a los indígenas. 137 de entre ellos fueron asesinados en 2015. En reacción 25 artistas elaboraron un clip contra la violencia a los pueblos indígenas. “Si mañana tenemos muertos, si mañana tenemos una revolución, será su responsabilidad”, apuntan los artistas.
 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24