Inteligencia británica investiga si respondió bien a los avisos sobre Salman Abedi

 Ha trascendido que el MI-5 tiene ficheros abiertos de 23.000 personas que supuestamente apoyan el yihadismo pero sólo pueden seguir a 3.000 y deben decidir cuáles son los más peligrosos.

Anuncios

Por el corresponsal de RFI en Londres, Daniel Postico

 

El MI-5, el servicio de inteligencia interior británico, ha decidido iniciar una investigación interna después de que supiera que habían recibido hasta tres avisos sobre la peligrosidad de Salman Adebi, el suicida del Manchester Arena, y que todos ellos fueron ignorados.

Ha trascendido que el MI-5 tiene ficheros abiertos de 23.000 personas que supuestamente apoyan el yihadismo pero sólo pueden seguir a 3.000 y deben decidir cuáles son los más peligrosos. Salman Adebi estaba entre los 20.000 que se descartan. También los dos asesinos del soldado Lee Rigby en el 2013 en Londres.

Adebi, el suicida de Manchester, fue seguido por los servicios secretos cuando a los 16 años se fue a luchar a Libia contra el régimen de Gadafi. Adebi nació en Manchester pero sus padres eran refugiados libios que habían escapado de Gadafi en los años 80. Tras luchar en libia Adebi volvió y estudió empresariales y dejó de ser seguido por la policía.

En el 2015 fue expulsado de la mezquita de Didsbury, en Manchester, por sus ideas extremistas. Algunas fuentes apuntan que pertenecía a una banda criminal. El diario Daily Mail dice que el FBI avisó en 2015 que Adebi pertenecía a una cédula terrorista del Estado Islámico en el norte de África.

También se ha filtrado una carta enviada por un alto jefe de la policía alertando a Theresa May, entonces ministra de Interior, de los riesgos que provocaban sus recortes. Durante los seis años que May ocupaba la cartera de Interior del gobierno de David Cameron, se recortaron 20.000 agentes de policía, un 4% cada año.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24