EUROPA

Europa: la amenaza de los lobos solitarios

Un improvisado homenaje en las calles de Barcelona por las víctimas del atentado que terminó con la vida de 13 personas, en Las Ramblas.
Un improvisado homenaje en las calles de Barcelona por las víctimas del atentado que terminó con la vida de 13 personas, en Las Ramblas. REUTERS/Susana Vera

Los lobos solitarios del grupo terrorista Estado Islámico que fueron responsables de los últimos atentados en Europa actuaron con escasa coordinación de la jerarquía yihadista. ¿Qué respuesta puede encontrar el viejo continente para evitarlos?

Anuncios

En septiembre de 2014 Abu Mohammad al-Adnani, el portavoz oficial del grupo yihadista Estado Islámico lanzaba su violento mensaje en las redes sociales. En un largo texto pedía a los musulmanes que “maten a los infieles americanos o europeos […] o los ciudadanos de los países que entraron en la coalición contra el Estados Islámico, de cualquier modo o manera”.

En otra parte del texto Adnani enumeró posibles métodos para asesinar a sus objetivos usando lo que se tenga a mano, sin necesidad de llamar la atención de las autoridades tratando de comprar armas de fuego o haciendo explosivos. Propuso Adnani que le rompan la cabeza a [los infieles] con una roca, masacrarlos con un cuchillo, atropellarlos con automóviles, tirarlos de un lugar alto, estrangularlos o envenenarlos.

Sus seguidores en Europa han por lo menos utilizado dos de estos métodos. En junio de 2016 dos policías, eran acuchillados en Magnanville, al oeste de París. El atropello de decenas de personas fue utilizado en Nice, en julio de 2016, en Berlin, en la navidad del año pasado, y ahora en Barcelona. Todos los ataques fueron reivindicados por el EI.

" Ahora debe enfrentar ataques de lobos solitarios..."  

La policía Europea, Europol, creo hace mas de un año y medio el Centro Europeo de lucha contra el terrorismo, una agencia para coordinar el esfuerzo para evitar nuevos ataques.

“La agencia tiene tres niveles de trabajo que se destacan: el control de armas, la criminalización de los combatientes extranjeros y un foco sobre la radicalización”, dice Victoria Fontán, investigadora en asuntos de terrorismo e insurgencia en el Medio Oriente. “El problema con esta agencia es que ahora debe enfrentar ataques de lobos solitarios y de terroristas autóctonos sin armas. Entonces ¿cómo su enfoque se puede orientar en algo que realmente no está en sus líneas directivas? En el ataque en Barcelona no hubo armas, y uno de los atacantes es español.”

En varios de los últimos ataques en Europa, como la bomba en Manchester, el ataque al mercado navideño de Berlín, contra los policías en Magnanville y ahora este en Barcelona los atacantes han actuado sin coordinación desde las altas esferas del EI. Esta aparente falta de planificación de ataques crudos hace que sea más difícil para las autoridades poder evitarlos.

"La criminalización no es la respuesta"

“Utopía”, es como califica Fontán la idea que se puede detener los ataques de los lobos solitarios. “Hay que tener un enfoque más sociológico que observa el entorno de estos lobos solitarios”.

De acuerdo a Fontán, en Europa se pueden encontrar diversas soluciones para estos problemas. Cita por ejemplo el trabajo que se realiza en Alemania desde los años 70, en ese tiempo para evitar ataques desde grupúsculos de extrema derecha. “[En Alemania] no se criminaliza el pensamiento sino que trata de entender y de acompañar a la persona que puede ser radicalizada y [ayudarla] a separarse de este tipo de ideas. La criminalización no es la respuesta. Quien dice criminalizar dice marginalizar.”

"España tiene más de 450 tropas en Irak"

La población susceptible a la radicalización islamista en Europa se siente, de acuerdo a Fontá, marginalizada a nivel sociológico y económico. “Y con razón”, agrega la especialista.

“Hay que tener en cuenta la política externa de los países que sufren atentados […] España tiene más de 450 tropas en Irak apoyando al gobierno iraquí. Si una va a enfrentar a ciertos grupos fuera de Europa, en sitios donde no entienden muy bien con quien están colaborando pues obviamente van a tener consecuencias. Este tipo de ataques que vemos en Europa se pueden entender con lo que está pasando afuera de las fronteras europeas. Este la gente no lo debe olvidar.”

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24