Rajoy pide participación masiva en la manifestación del sábado en Barcelona

Anuncios

Madrid (AFP)

Mariano Rajoy, presidente del Gobierno español, pidió este viernes una participación multitudinaria en la manifestación del sábado en Barcelona, para expresar el "amor" a esta ciudad enlutada por el atentado yihadista de la semana pasada.

En pleno enfrentamiento con el gobierno regional de Cataluña, que quiere celebrar un referendo el 1 de octubre para separarse de España, el líder conservador felicitó a la policía catalana por su "enorme trabajo".

En los últimos días, sindicatos de la Guardia Civil y la policía habían acusado a los Mossos d'Esquadra de excluirlos de la investigación por motivos políticos.

Rajoy recordó que "el núcleo básico de la célula" autora de los ataques en Barcelona y Cambrils, donde murieron 15 personas, fue "completamente desarticulado en apenas 100 horas".

"Ello dice mucho de la preparación y capacidad de los Mossos", a los que extendió su felicitación, junto a la policía y la Guardia Civil.

El dirigente aprovechó su comparecencia de prensa tras el consejo de ministros para "animar a todo el mundo a participar en la manifestación de mañana (sábado) en Barcelona", en repulsa a los ataques yihadistas.

"Allí, con toda la sociedad catalana y toda España (...) volveremos a dar un mensaje claro de unidad y de repulsa al terrorismo y de amor a la ciudad de Barcelona", dijo Rajoy respecto a la concentración, en la que estará junto con el rey Felipe VI, el presidente regional catalán, Carles Puigdemont, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y muchos otros dirigentes políticos.

Rajoy mantiene una tensa relación con el gobierno nacionalista catalán, decidido a convocar el 1 de octubre un referendo de autodeterminación, que, según Madrid, es ilegal y no tendrá lugar.

Pese a la tensión política, Rajoy afirmó este viernes que en la investigación de los atentados ha habido una colaboración "fluida y constante", tanto a nivel político, con el gobierno catalán, como a nivel "técnico" entre cuerpos policiales.

A nivel general, Rajoy volvió a pedir unidad política frente a la amenaza yihadista que ha golpeado España y otros países europeos, pues según él, "la unidad de los demócratas provoca la desesperanza de los criminales", y "es lo que evita que las sociedades democráticas se desestabilicen cuando se producen este tipo de ataques".