Saltar al contenido principal

La oposición turca lanza un "congreso por la justicia" para desafiar a Erdogan

Anuncios

Çanakkale (Turquía) (AFP)

El jefe del principal partido de la oposición en Turquía inauguró este sábado un "congreso por la justicia" de cuatro días para aprovechar el inesperado éxito de su "marcha por la justicia" y denunciar los abusos de los que acusan al presidente del país, Recep Tayyip Erdogan.

Kemal Kiliçdaroglu, jefe del Partido Republicano del Pueblo (CHP, socialdemócrata), organiza este congreso en un área al aire libre en la provincia de Çanakkale (noroeste), donde se abordarán diferentes violaciones de derechos atribuidas al Gobierno turco.

Las rivalidades políticas van en aumento dos años antes de las próximas elecciones presidenciales y legislativas. Por ello, Erdogan celebrará este mismo sábado un mitin en Malazgirt (este) para conmemorar una batalla en la que las tropas selyúcidas derrotaron a los bizantinos en 1071.

Por otro lado, la elección de Çanakkale por el CHP reviste un importante valor simbólico porque allí tuvo lugar la batalla de Galípoli, en la que el ejército otomano venció a las fuerzas aliadas durante la Primera Guerra Mundial.

La batalla se convirtió en un símbolo de la resistencia que desembocó en la fundación de la República turca moderna en 1923 por Mustafa Kemal Atatürk.

A principios de verano, Kemal Kiliçdaroglu recorrió a pie los casi 450 kilómetros que separan a Ankara de Estambul para protestar contra el encarcelamiento de un diputado de su partido, Enis Berberoglu, condenado a 25 años de prisión por haber dado informaciones confidenciales al diario Cumhuriyet, crítico con el poder actual.

Cuando la "marcha por la justicia" llegó a Estambul, cientos de miles de personas se concentraron en esa ciudad.

- "Sed de justicia" -

Esta larga marcha y su éxito molestaron profundamente a Erdogan, pero se desarrolló sin problemas y las fuerzas de seguridad estuvieron movilizadas en todos los puntos del recorrido.

"[La marcha] contó con un apoyo del público que ni siquiera yo me esperaba, porque este país tiene sed de justicia", declaró Kiliçdaroglu a la cadena NTV el miércoles por la noche.

Más de 50.000 personas han sido detenidas desde que se decretara el estado de emergencia después del golpe de Estado fallido de verano de 2016, y más de 140.000 fueron destituidas de sus puestos o suspendidas, incluyendo profesores universitarios, magistrados y policías.

Recep Tayyip Erdogan ganó en abril un referéndum sobre la ampliación de sus poderes y el país parece estar ya metido de lleno en la campaña para las elecciones presidenciales y legislativas de noviembre de 2019.

El presidente turco, que ya dijo querer presentarse para un nuevo mandato, exhortó al AKP, el partido islamoconservador en el poder, a reestructurarse de cara a los comicios.

La fotografía de Kiliçdaroglu comiendo en su caravana durante la marcha, vestido con una simple camiseta de tirantes blanca, fue vivamente criticada por el presidente turco.

"Alguien ha realizado una supuesta marcha por la justicia, sentándose de vez en cuando en su caravana, comiendo en camiseta de tirantes [...] es un insulto a mis ciudadanos", lanzó Erdogan.

"Yo hablo de justicia, él habla de una camiseta", reaccionó Kiliçdaroglu, afirmando que la fotografía no muestra más que a "una familia de Anatolia", donde él "come tranquilamente con [su] hija".

"Yo no vengo de un palacio, soy un hombre ordinario y simple", aseguró.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.