Saltar al contenido principal

El carnaval de Notting Hill se viste de verde por las víctimas de la torre Grenfell

4 min
Anuncios

Londres (AFP)

En Notting Hill, varios voluntarios confeccionan adornos que colorearán de verde el domingo y el lunes el carnaval mundialmente conocido de este barrio del oeste de Londres, en homenaje a las víctimas del mortal incendio de la cercana torre Grenfell.

Recortar corazones de tela color caqui, cubrir pequeños carteles con pintura verde botella, inflar globos verde esmeralda... Una veintena de voluntarios se concentraban el viernes a medio día en sus tareas a solo unas horas del comienzo de las fiestas, consideradas como la mayor manifestación de calle de Europa.

Estos voluntarios se reunieron en un edificio constituido como centro de recaudación de donativos para las víctimas del incendio de la torre de viviendas sociales, el 14 de junio. Al menos 80 personas murieron y cientos más acabaron en la calle en este barrio turístico, donde casas de varios millones de libras se mezclan con modestas viviendas sociales.

"El verde es un color magnífico, el color de curación, del crecimiento y de la fuerza ante la adversidad", explica a la AFP Toby Laurent Belson, uno de los coordinadores del centro donde se acumulan ropa y otros donativos para los afectados.

"El objetivo es hacer que el carnaval sea totalmente verde", continúa. "Tenemos muchos adornos, carteles, corazones verdes que se colgarán en las farolas, en los árboles. La gente puede ponerlos en sus ventanas, sus puertas, a los lados de la calle. Ahí donde haya sitio, se trata de colocar algo que recuerde a la gente lo que pasó y muestre la solidaridad", detalla.

El color verde se convirtió en el símbolo de la torre Grenfell desde que las escuelas adyacentes a la estructura calcinada lo hicieran suyo poco después del drama para rendir homenaje a las víctimas, en un barrio marcado a fuego por la tragedia.

- Protestar y celebrar -

"La gente debe vivir todos los días con esto. Los hay que ven (la torre) a través de la ventana haciendo la colada, otros que la ven todos los días cuando se duchan o cuya habitación de los niños da a la torre", destaca Toby Laurent Belson.

Pero el llamado a los voluntarios para confeccionar la decoración movilizó mucho más, gracias sobre todo a las redes sociales. Para todos, se trata de superar la ira contra las autoridades públicas, consideradas responsables de la tragedia por su indiferencia.

"Es una oportunidad para las diferentes comunidades de ofrecer su ayuda, de unirse", estima Swarzy Macaly, una presentadora de radio de 24 años llegada expresamente del este de Londres. "Creo que hay mucha ira porque la tragedia no tendría que haber ocurrido nunca. (...) Esta ira es legítima pero debe ser canalizada", matiza.

El carnaval con tonalidades caribeñas, fundado en los años 1960 a raíz de los violentos disturbios raciales entre blancos e inmigrantes del Caribe, es visto como la respuesta adecuada.

"El carnaval nació del sufrimiento y la belleza del carnaval es su capacidad de protestar y celebrar. Es lo que vamos a hacer este año", insiste a la AFP Ursula Parvex, una profesora local de 37 años, con adornos verdes en la mano.

"Se trata de celebrar un Londres multicultural", como la torre Grenfell "donde se hablaban más de 34 idiomas", precisa la pintora Sabrina Rowal Hamilton, preguntada por la AFP cerca de un espacio público de Notting Hill donde se acumulan enormes corazones de papel, verdes y multicolores.

Momentos más solemnes marcarán también el carnaval que reunirá a cientos de miles de personas durante dos días. El domingo y el lunes se guardará un minuto de silencio a las 14h00 GMT, y se prevé una zona de duelo en el recorrido del desfile, donde esta vez el amarillo hará los honores, señala Toby Laurent Belson.

Las cintas que ornamentan los árboles, las farolas y las verjas de las viviendas cercanas a la torre Grenfell serán de este color, para simbolizar a las personas desaparecidas.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.