Saltar al contenido principal

Macron fija el martes sus prioridades diplomáticas

Anuncios

París (AFP)

Emmanuel Macron presentará el martes los grandes ejes de la política extranjera francesa, tras unos inicios en la escena internacional marcados por golpes de efecto e iniciativas inesperadas, cuyos resultados concretos aún están por ver.

Un día después de una cumbre entre responsables europeos y africanos para abordar la actual crisis migratoria, Macron se expresará en el Elíseo, la sede de la presidencia, ante los cerca de 200 embajadores franceses reunidos en París para la reunión anual en la que se determina su hoja de ruta.

El mandatario francés, un novato en política internacional, ha llamado la atención en el extranjero en sus menos de cuatro meses en el poder, alternando la seducción, la autoridad y la virulencia, como se pudo comprobar el viernes en su ataque contra Polonia, que lo acusó de arrogante.

El presidente, de 39 años, un líder proeuropeo que se presenta como la encarnación de una renovación política, suscitaba interés y curiosidad en la escena internacional tras su elección.

Y sus primeros pasos no decepcionaron: una Unión Europea desestabilizada por el Brexit lo acogió con entusiasmo y él dejó imágenes simbólicas como su fuerte apretón de manos con su homólogo estadounidense, Donald Trump, o su encuentro con el presidente ruso, Vladimir Putin, al que llamó la atención sobre la situación de los derechos humanos en su país.

"A Macron le ha salido bien su entrada en la escena internacional en materia de estilo, y en el ámbito diplomático, el estilo es importante. Gracias a él, Francia vuelve a ser audible", considera el exembajador Michel Duclos. "¿Tendrá eso algún efecto? Ese es otro tema", añade.

- Europa como eje -

El objetivo principal de Macron gira en torno a Europa y su voluntad de darle un nuevo impulso y una mayor credibilidad gracias a la recuperación del binomio franco-alemán.

"La recuperación de la influencia francesa en Bruselas dependerá en gran medida del éxito de las reformas internas. Todos los europeos, empezando por Alemania, observan lo que hace Macron respecto al código laboral o los objetivos de reducción del déficit", dice Pierre Vimont, del centro de reflexión Carnegie Europe.

Europa no se resume a la relación franco-alemana, advierte sin embargo el director del Instituto Francés de Relaciones Internacionales, Thomas Gomart, que recuerda que "la relación es complicada con Italia", debido a la crisis migratoria y a cuestiones industriales y navales.

- Iniciativas inesperadas -

En varios temas, Macron anunció iniciativas fuertes, a veces inesperadas, como la creación de "hotspots", centro de internamiento de migrantes, en Libia. Una propuesta sobre la que el Elíseo dio rápidamente marcha atrás.

Respecto a Siria, Macron, que recibió a Putin poco después de llegar al Elíseo, reafirmó en varias ocasiones que la prioridad francesa es la lucha antiyihadista, y mostró su "pragmatismo" acerca del presidente sirio Bashar al Asad.

Pero la mano tendida a Moscú en la lucha contra el terrorismo o el desmantelamiento del arsenal químico sirio todavía no ha dado frutos concretos.

Con la administración estadounidense de Trump, Macron dejó huella al posicionarse como un acérrimo defensor del acuerdo de París sobre el clima, aunque no dudó en invitar al inquilino de la Casa Blanca al desfile militar de la fiesta nacional francesa, el 14 de julio, en París.

Esa estrategia busca mantener el vínculo con el imprevisible presidente estadounidense y no aislarlo aún más en la escena internacional, repite el Elíseo. Pero Trump no da la impresión de ceder en cuestiones medioambientales y el regreso de Washington en el acuerdo de París parece poco probable por el momento.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.