Pausa del ejército del Líbano en su ofensiva contra el grupo EI en la frontera siria

Anuncios

Beirut (AFP)

El ejército del Líbano anunció este domingo una suspensión de su ofensiva contra el grupo Estado Islámico (EI) en la frontera con Siria, para abrir paso a las negociaciones con la organización para liberar a varios soldados secuestrados desde 2014.

El cese unilateral de los combates comenzó a ser efectivo a las 07H00 hora local (04H00 GMT) y va "dar paso a la última fase de las negociaciones vinculadas a la suerte de los soldados secuestrados", dijo el comando del ejército en un comunicado.

Se cree que nueve soldados siguen secuestrados desde que los combatientes del grupo EI incursionaran en la localidad libanesa de Arsal en agosto de 2014, tomando como prisioneros a 30 soldados y policías.

Cuatro fueron asesinados por sus captores, un quinto murió por las heridas y 16 fueron liberados en un intercambio de prisioneros en diciembre de 2015.

El Hezbolá libanés,que lleva en paralelo una ofensiva para expulsar al EI del lado sirio de la frontera, también anunció el domingo una suspensión temporal de los combates.

Según el medio de guerra del Hezbolá, esta pausa tiene lugar "en el marco de un acuerdo global para poner fin a la batalla contra Dáesh (acrónimo en árabe del EI) en la región del oeste de Qalamun".

El ejército libanés aseguró por su parte que no hubo ninguna coordinación con el movimiento chiita, que combate a los rebeldes en Siria junto al régimen de Bashar Al Asad.