Alabama levanta un monumento confederado a dos semanas de atentado racista

Anuncios

Miami (AFP)

Un monumento confederado, que homenajea a los soldados que batallaron por la secesión y defendieron la esclavitud, fue erigido en Alabama poco después del atentado racista que conmovió a Estados Unidos por la persistencia de sus tensiones raciales.

Alabama era un importante estado algodonero que basaba su economía en el trabajo esclavo. Por esta razón, se convirtió en un importante bastión de la Confederación de la Guerra Civil, que duró de 1861 a 1865.

Hoy en día, los símbolos del ejército confederado siguen siendo un tema sensible en un país que no ha curado aún sus heridas raciales.

El nuevo monumento confederado fue erigido el domingo por la tarde en el condado de Crenshaw, en el sur de Alabama.

Cerca de medio millar de personas asistieron a la inauguración, portando banderas confederadas y réplicas del uniforme confederado.

El monolito de cemento, dedicado al "Soldado desconocido de Alabama", dice: "Madre, he sido hallado. Estoy en casa".

Bernard Simelton, presidente de la rama de Alabama de la NAACP -la mayor agrupación de defensa de las personas de color en el país-, lamentó la instalación de tal recordatorio y dijo que estas memorias deben ser relegadas a un museo.

"Estamos muy tristes porque en 2017 algunas personas en Alabama siguen siendo antinegras y antisemitas", comentó en un comunicado. También lamentó el momento en que fue erigido: apenas dos semanas después del ataque racista en Charlotsville, Virginia.

El 12 de agosto, una mujer murió y otras 19 personas resultaron heridas cuando un supremacista embistió con su coche a un grupo de personas que se manifestaban contra el racismo.

"Si tenían que develarlo, por qué hacerlo tan pronto después del trágico evento que ocurrió en Charlotsville", dijo Simelton.

Pero David Coggins, propietario del Parque en Memoria de los Veteranos Confederados en el que se instaló el monumento, dijo que su significación no es racista.

"Esto fue planificado hace varios meses, de hecho el monumento fue ordenado el año pasado", dijo Coggins a la filial local de NBC. "No hay nada racista en nosotros. No somos supremacistas blancos".

Tras el ataque en Charlotsville -que se originó cuando supremacistas protestaron contra el retiro de una estatua de un general confederado-, otros monumentos y símbolos del ejército del sur han sido retirados.

Manifestantes de la ciudad de Durham en Carolina del Norte derribaron poco después una estatua en memoria a un soldado confederado. En Gainesville, Florida, una estatua confederada conocida como "Old Joe" también fue derribada.

En tanto, el mismo día de los incidentes en Charlottesville, el alcalde de Lexington, Kentucky, anunció sus planes de retirar dos estatuas en memoria de la Confederación.