Saltar al contenido principal

Cumbre de París estudiará la creación de centros de tránsito para migrantes en África

Anuncios

París (AFP)

¿Cómo se puede disuadir a los migrantes de jugarse la vida para cruzar el Mediterráneo? La cumbre entre países europeos y africanos celebrada este lunes en París debería examinar varias opciones, entre ellas los centros de tránsito y un aumento de la seguridad en las fronteras.

¿Qué es un 'hotspot'?

A finales de julio, el presidente francés Emmanuel Macron planteó la posibilidad de abrir "hotspots" en Libia, una idea que soliviantó a las oenegés y que el Elíseo abandonó rápidamente.

La palabra "hotspot" designa los centros de registro e identificación de migrantes como los de Grecia (cinco en las islas) e Italia (cuatro centros).

Es un dispositivo europeo inventado en 2015 para tomar las huellas dactilares de los migrantes, detectar a quienes tienen derecho a pedir asilo, separándolos así de los migrantes económicos, y repartirlos en Europa. Pero, desde el acuerdo entre la Unión Europea y Turquía sobre la devolución de refugiados en 2016, ningún migrante abandonó los "hotspots" de las islas griegas.

¿Se pueden abrir esos centros en Libia?

La falta de seguridad en Libia, un país sumido en el caos, dificulta la apertura de centros así. "No es posible hoy en día", reconoce el Elíseo. "Ese país no tienen ninguna cultura de asilo", insiste Jean-Guy Vataux, responsable de misión en el país para la oenegé Médicos Sin Fronteras.

En Libia hay entre 7.000 y 8.000 migrantes detenidos en una veintena de centros "oficiales", cuyas condiciones de vida son lamentables, según las oenegés. Además, varias milicias explotan un número indeterminado de centros oficiosos -almacenes, casas...- en los que no se sabe lo que ocurre.

París quiere tratar el problema antes de la llegada de los migrantes a Libia, es decir, en Níger y en Chad.

¿Qué modelo elegir para esos centros?

Francia podría aprovechar el modelo de la "reinstalación" aplicado desde 2015 en Líbano, donde hay un millón de sirios registrados, y en Turquía y Jordania, en las que dos campos albergan a 45.000 y 85.000 migrantes, respectivamente.

En esos campos de la ONU o la Organización Internacional para las Migraciones, la oficina francesa de protección de los refugiados y apátridas entrevista a migrantes seleccionados antes de transferirlos a Francia donde se les concede rápidamente el asilo. Unas 5.500 personas se beneficiaron de ese mecanismo en Líbano, en Turquía y en Jordania en los dos últimos años.

¿Se puede bloquear la frontera sur de Libia?

Esa medida implicaría unas inversiones descomunales, que Jalifa Haftar, un coronel cuyos hombres controlan el este de Libia, calcula en 20.000 millones de dólares -16.698 millones de euros- en 20 o 25 años.

A modo de comparación, la UE dio 1.800 millones de euros para el desarrollo de África durante la cumbre sobre las migraciones de 2015 en Malta.

Pero Europa es consciente del papel estratégico de Libia, que se convirtió en la mayor vía de migración hacia Europa desde que las rutas que pasaban por Grecia y Turquía dejaron de atraer a tanta gente.

Para cerrar la ruta libia, la UE formó a un centenar de miembros de la guardacostas libios el pasado invierno, e Italia les dio lanchas para vigilar sus costas para impedir la salida de migrantes.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.