Fiscal salvadoreño pide tomar medidas ante asesinatos de policías por pandillas

Anuncios

San Salvador (AFP)

El fiscal general de El Salvador, Douglas Meléndez, llamó este lunes a que se tomen medidas "concretas" para proteger a los policías de las pandillas, ante el asesinato este año de más de una veintena de agentes mientras estaban de licencia.

"No es posible que hasta este día estén matando policías y que el Estado no tome medidas fuertes y concretas. Es un llamado fuerte y concreto a la Asamblea Legislativa, que emita una ley concreta de protección de estos funcionarios", señaló Meléndez en una improvisada rueda de prensa.

La reacción del funcionario llega luego de que entre domingo y lunes dos agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) fueran asesinados por pandilleros en distintos puntos del país.

El director de la PNC, Howard Cotto, aseguró que durante el año suman 22 los agentes policiales asesinados por pandilleros mientras se encontraban de licencia.

Según Cotto, los constantes ataques contra agentes policiales son una forma de las pandillas de "presionar" al gobierno para que "afloje" las endurecidas medidas de seguridad en los centros penales donde están recluidos cabecillas de las pandillas.

Además de los agentes policiales, al menos una decena de soldados de la Fuerza Armada también han sido asesinados este año por pandillas mientras se encontraban de licencia.

Desde marzo del año pasado el gobierno intensificó el combate a las pandillas mediante un severo control de las cárceles para impedir las comunicaciones de cabecillas recluidos con sus compañeros en la calle.

Cotto aseguró que ahora "es casi imposible" que un pandillero encarcelado "pueda tener comunicación hacia afuera de un centro penal".

En tanto, el fiscal general consideró necesario "fortalecer" a la policía con mejor armamento "y otro tipo de medidas", para que enfrente de mejor manera su lucha contra las violentas pandillas.

"Es un llamado al presidente de la Asamblea Legislativa (Guillermo Gallegos) a que inmediatamente legislen en protección de los policías, no es posible que sigan matando a estas personas, a estos funcionarios", sostuvo Meléndez.

Las pandillas en El Salvador tienen unos 70.000 miembros, de los cuales 16.000 están encarcelados, y según las autoridades son las responsables de la mayoría de los 2.092 homicidios que se cometieron de enero a julio de este año.