El ministro de Defensa israelí denuncia "asentamientos salvajes" en Cisjordania

Anuncios

Jerusalén (AFP)

El ministro de Defensa israelí, Avigdor Lieberman, denunció este martes las colonias "salvajes" construidas en Cisjordania ocupada, contradiciendo así aparentemente las declaraciones del primer ministro, Benjamin Netanyahu, quien descartó un día antes cualquier desmantelamiento de estos asentamientos.

Israel hace una distinción entre las colonias reconocidas -las que han obtenido las autorizaciones necesarias, especialmente del ministerio de Defensa- y las "salvajes" -construidas por colonos sin permiso-, pero Cisjordania es un territorio ocupado por el Estado hebreo desde 1967 y según el derecho internacional todas las colonias son ilegales.

Citado por la radio militar, Lieberman estimó ante los periodistas que los asentamientos salvajes "provocaron importantes daños a la colonización".

En cambio, el lunes Netanyahu dio a entender que las colonias eran legítimas, sin establecer diferencia entre las "legales" y las "salvajes".

"Es nuestra tierra. Volvimos aquí [a Cisjordania] para quedarnos. No arrancaremos más asentamientos en la tierra de Israel", advirtió el primer ministro durante un discurso en una colonia de Cisjordania.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, de visita en Ramala, en Cisjordania, insistió por su parte este martes que la colonización, es decir los asentamientos civiles israelíes en territorios ocupados, es "ilegal" según el derecho internacional y constituye un "gran obstáculo" para la paz.