Saltar al contenido principal

Sao Paulo Fashion Week quiere levantar el ánimo de los brasileños

Anuncios

Sao Paulo (AFP)

La tradición brasileña manda a saltar siete olas en el mar para atraer buenos augurios en el año nuevo. Con su moda playera, la Sao Paulo Fashion Week, que arrancó el domingo, también acude al mar para conjurar la crisis.

La 44ª edición del evento aprovecha escenarios de Sao Paulo para mostrar sus apuestas de verano, la estación en la que más se ha destacado la moda de este país identificado tradicionalmente con la alegría, pero acosado por la recesión, los escándalos de corrupción y la violencia.

"Brasil vive un momento delicado, contaminado por una seguidilla de noticias negativas (...). Pero Brasil no es eso, es un país y una nación de una riqueza y una diversidad sin par, no podemos sentir vergüenza de Brasil", afirmó Paulo Borges, director creativo de la SPFW, para explicar el lema "Amo Moda, Amo Brasil" adoptado por esta edición.

El evento abrió el fin de semana con la pasarela de Iódice, en el recién inaugurado hotel Palacio Tangará. Con colores fuertes, la marca mostró figuras geométricas, siluetas ajustadas, algunas estampas floridas, cierres y muchos flequillos en su colección "Tropical Art".

El sábado, en presentación extra, la dupla Alexandre Herchcovitch-Fábio Sousa presentó en el Teatro Municipal lo nuevo de À La Garçonne: un visual ecléctico que dejó poca piel a la vista y se valió de estampas floridas, militares y animales. Pantalones, bodis y chaquetas en telas brillantes completaron la muestra.

"Vamos de ropa bien callejera a vestuario de fiesta para invertir los valores y no tener un tipo de dictadura para la moda", afirmó Herchcovitch, cuya carrera ha crecido entrelazada con la SPFW.

Este lunes, la propuesta playera de Vix Paula Hermanny abarcó sus acostumbrados tonos turquesa, rojo, naranja, blanco y negro. Bikinis y enterizos, en su mayoría unicolores, cubiertos con vestidos y pantalones de estampas simples.

Otro destaque fue la nueva colección de Paula Raia, que privilegió tonos pastel y un estilismo etéreo, mientras Osklen presentó un desfile inspirado en la obra de la pintora Tarsila do Amaral (1886-1973), creadora en los años 20 del Movimiento Antropofagia en las artes plásticas.

- Todas las edades -

Participantes tradicionales como Helô Rocha, Animale, Gloria Coelho y Ronaldo Fraga son como siempre aguardados. Fraga, cuyos desfiles nunca pasan desapercibidos, se estrenará con una línea dedicada también a la playa.

El diseñador de Minas Gerais, que dedicó sus últimas presentaciones en la SPFW a los refugiados y contra la transfobia, ofrecerá una pasarela más relajada. Su propuesta estará aderezada por lentes de Moon y zapatos Nuushoes.

Gloria Coelho prometió un desfile con modelos de varias edades para enmarcarse en la tendencia, cada vez más presente, de que la moda no tiene edad ni talla única.

Las invitadas internacionales son la rusa María Kazakova, de Jahnkoy, con una muestra deportiva que retrata un choque de culturas, y la brasileña radicada en Australia Vanessa Moe, que trae "Circles", en colaboración con indígenas de Oceanía.

El cierre de SPFW, el viernes, estará a cargo de la marca de cosméticos Natura, que bajo el eslogan #TodaBelezaPodeSer, mostrará una línea desarrollada durante esta misma semana con apoyo de talentos locales.

- 'Beleza brasileira' -

Natura busca abrir un debate en redes sociales sobre qué es la belleza brasileña. "Queremos realizar un movimiento en sentido contrario: llevar la moda de las calles a las pasarelas", comentó a AFP Fernanda Paiva, gerente de marketing de la marca.

Paiva explicó que construirán una cartografía de los criterios de belleza en Brasil con colaboración de internautas, que se materializará en la colección que será develada la noche del jueves.

Es el primer año de una SPFW adaptada a la lógica del "Vea ahora, compre ahora" que minimiza los tiempos entre desfiles y venta, por lo que los 'fashionistas' no tendrán que esperar seis meses para echarse sobre el cuerpo sus prendas favoritas.

En momentos de tensión política y económica, los organizadores apostaron por incorporar al calendario de desfiles charlas sobre innovación con emprendedores nacionales, así como muestras de talento brasileño en gastronomía, música y arte.

En paralelo a la fiesta ideada por Paulo Borges hace más de dos décadas, diseñadores menos conocidos en la ciudad lanzaron este fin de semana un evento sólo para tallas mayores.

Las estadísticas afirman que más de la mitad de la población brasileña tiene sobrepeso, pero el evento no busca competir con la SPFW sino diversificar. A Globo, la modelo Bia Gremion comentó: "El mundo está hecho para delgados, todo es muy difícil (para personas con sobrepeso) y eso te deja triste, el mundo te restringe".

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.