A 12 años de Katrina, Nueva Orleans se preocupa de nuevo

Anuncios

Nueva Orleans (Estados Unidos) (AFP)

Los dolorosos recuerdos del huracán Katrina revivieron el martes en Nueva Orleans, cuando se cumplen 12 años de la catástrofe, con las fuertes lluvias que trajo Harvey y las constantes fallas de las bombas que protegen a la ciudad de inundaciones.

Está previsto que la tormenta tropical Harvey, que literalmente ha anegado el sureste de Texas y la ciudad más grande del estado con millones de litros de agua, regrese a tierra por segunda vez y que golpee en esta ocasión parte de Luisiana, un poco más al este.

Más de quince centímetros de lluvia cayeron sobre Nueva Orleans, que tiene una buena parte de su territorio bajo el nivel del mar, protegida por diques y sobre todo por una red de 120 bombas que deben absorber el agua de la ciudad.

Por el momento la capital estadounidense del jazz está seca, pero se esperan entre siete y diez centímetros de agua por la noche.

El alcalde Mitch Landrieu dio buenas noticias: la ciudad se ahorrará lo peor. "Las previsiones meteorológicas son un poco mejores para nosotros", afirmó en una conferencia de prensa en la que pidió que las escuelas y edificios públicos, cerrados el martes, retomen sus actividades este miércoles.

El 29 de agosto de 2005 los diques cayeron ante la fuerte subida de nivel del mar. Los vientos violentos de Katrina, que golpeaban por segunda vez, formaron un muro de 8 metro de agua. Nueva Orleans se inundo en una cuantas horas.

Katrina, que dejó 1.800 muertos y 108.000 damnificados, conmocionó a Estados Unidos con imágenes de miles de personas atrapadas por días enteros, sin ninguna ayuda, sobre sus techos o en un estadio cubierto que se transformó en un gran tugurio en donde reinó la violencia.

"Las imágenes de aquellos que estuvieron atrapados y sus historias de supervivencia están grabadas en nuestras almas para siempre, y nos regresan con el diluvio de imágenes de Houston", señaló Landrieu.

El alcalde pidió a los ciudadanos quedarse en casa. Muchos han empezado desde hace mucho a llenar los sacos de arena.

- Fuego en la bomba -

La noticia el lunes de que prendió fuego el motor de una de las bombas más importantes para proteger a la ciudad preocupó un poco a la población, sobre todo porque esta estación de bombas había sido reparada en las últimas semanas, dijo la radio pública local WWNO.

Las inundaciones en la ciudad a principios del mes revelaron que el sistema de las bombas tenía problemas de mantenimiento y fallas de infraestructura. El estado de emergencia fue declarado el 10 de agosto para mejorar el sistema.

Sin embargo, según el periódico local Times-Picayune, la red de bombas de la ciudad estaría en 92% de su capacidad óptima.

Mitch Landrieu expresó su dolor al ver a Houston inundada. La cuarta ciudad de Estados Unidos abrió sus puertas a los evacuados de Nueva Orleans y de Luisiana en general. Miles de ellos decidieron no regresar y se instalaron en Texas.

La Guardia Nacional ha desplegado 400 militares, y Nueva Orleans prepara 40 barcos y 20 camiones de alta velocidad para desplazarse en áreas inundadas, en preparación del próximo asalto de Harvey.