ACNUR pide mayor protección para víctimas de la violencia en Centroamérica

Anuncios

San José (AFP)

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) urgió a los gobiernos del norte de Centroamérica a mejorar la protección de las víctimas de la violencia de las pandillas en la región.

"En El Salvador, Honduras, y en alguna medida Guatemala, países de donde hay gente saliendo, nuestra discusión es cómo fortalecer las estructuras para proteger a las víctimas de la violencia", dijo el italiano Filippo Grandi en Costa Rica, donde concluye una gira por Centroamérica y México.

Comentó que en el llamado Triángulo Norte de Centroamérica la "violencia extrema perpetrada por pandillas está obligando a miles de personas a desplazarse dentro de su propio país u otros países como Estados Unidos, México o Costa Rica".

El flujo de migrantes por la violencia sigue los pasos de aquellos que se movilizan en busca de mejores oportunidades económicas, dijo.

En su gira, Grandi visitó los tres países del Triángulo Norte e hizo un recorrido por tierra entre Guatemala y el estado mexicano de Tabasco, una ruta usada por migrantes centroamericanos que buscan llegar a Estados Unidos.

"Conversé con muchas personas desplazadas y he escuchado historias de situaciones inimaginables que debieron enfrentar en sus países, historias de asesinatos, violaciones, extorsión, reclutamiento forzoso de niños, todo tipo de violencia que ejercen las pandillas", dijo Grandi a periodistas.

Señaló que los países de origen de los desplazados necesitan continuar con el esfuerzo de combatir a las pandillas, pero al mismo tiempo deben atacar las raíces de la violencia con educación y capacitación profesional para ofrecer a los jóvenes alternativas al reclutamiento en bandas criminales.

En los países que reciben desplazados, el jefe de ACNUR planteó la necesidad de mejorar las condiciones para que las personas puedan solicitar asilo.

Comentó que Costa Rica y México, dos de los países que visitó, han tenido un incremento en la llegada de venezolanos en busca de refugio, que atribuyó a los problemas políticos y económicos de ese país.

"Realmente esperamos que el proceso político en Venezuela pueda volver a un camino sano, porque al final esto es lo que hace la diferencia entre un país que ha recibido a muchos refugiados a un país que lamentablemente produce buscadores de asilo", comentó.