Saltar al contenido principal

No hay solidaridad "a la carta" con migrantes, advierte la UE a Hungría

Anuncios

Bruselas (AFP)

La Comisión Europea afirmó este viernes estar dispuesta a "examinar" una solicitud de ayuda de Budapest para financiar la protección de sus fronteras, al tiempo que le recordó que la solidaridad europea ante la crisis migratoria no es "a la carta".

Hungría pidió a Bruselas que le pagara la mitad de los 800 millones de euros que asegura haber gastado para proteger la frontera exterior de la UE, incluyendo la construcción de una valla, una de las medidas controvertidas de la política migratoria del primer ministro, Viktor Orban.

El Gobierno húngaro considera que se trata de una cuestión de "solidaridad europea" y destacó que otros países habían recibido apoyo financiero.

La Comisión Europea recalcó que Budapest ya había contado con apoyo de la UE en sus fronteras en el contexto de la crisis migratoria.

"Si Hungría pide ahora un apoyo adicional, la Comisión está dispuesta a examinar rápidamente la solicitud", dijo otra portavoz, pero puntualizó: "No debemos olvidar que la solidaridad es una vía de doble sentido" y que "no es un plato a la carta".

Abiertamente hostil a las políticas migratorias de la UE, Orban mandó construir una valla en la frontera húngaro-serbia en verano de 2015 y otra en gran parte de la frontera húngaro-croata, ambas en el sur, con el fin de frenar el flujo de migrantes provenientes de Oriente y Oriente Medio.

En 2017, Budapest terminó de construir un segundo cercado en su frontera serbia, paralelo a la alambrada precedente, con cámaras térmicas y sistemas de alarmas, unas medidas muy criticadas por representantes de la UE y organizaciones de defensa de los derechos humanos.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.