Saltar al contenido principal

Puigdemont ignorará a la justicia si lo suspende

Anuncios

Barcelona (AFP)

El presidente de Cataluña, Carles Puigdemont, asegura en una entrevista publicada este domingo que permanecerá en el cargo si la justicia ordena su suspensión por haber intentado organizar un referéndum de autodeterminación ilegal.

"No podré aceptar de ninguna manera una suspensión de mis atribuciones. Las circunstancia en las que uno deja de ser presidente de la Generalitat las regula el Estatut [de Cataluña], así que nos deberíamos plantar ante una suspensión de este tipo", declaró Carles Puigdemont al diario La Vanguardia.

Un presidente autonómico solo puede ser forzado a abandonar el poder por el Parlamento autonómico o en caso de una condena que suponga una prohibición de ejercer una función pública.

Pero una ley adoptada en 2015 permite también al Tribunal Constitucional suspender a funcionarios en caso de que actúen en contra de sus decisiones.

En esta entrevista publicada cuatro semanas antes del referéndum previsto el 1 de octubre, que el Gobierno central quiere impedir a cualquier precio, el dirigente independentista asegura que las 6.000 urnas necesarias para el voto estarán efectivamente disponibles el día del referéndum, sin revelar dónde se encuentran.

El Gobierno central prometió emprender acciones legales contra todos los que participasen en la consulta prohibida por el Tribunal Constitucional, incluido las empresas que proporcionarían la logística, dificultando aún más su organización.

Se espera que los independentistas, mayoritarios en el Parlamento catalán, aprueben esta semana la ley que convoca la consulta.

El Gobierno central prometió recurrir inmediatamente a la justicia para anular la ley, pero los separatistas están decididos a ignorar las órdenes judiciales.

Puigdemont asegura también que Cataluña, que representa cerca del 20% del PIB y el 15% de la población de España, declararía la independencia en caso de que gane el "sí", con una tasa de participación acorde con las prácticas "habituales".

"Lo que prevalece son las normas habituales en los referéndums que se han celebrado en España. El de la Constitución Europea, tuvo un 42,3%" de tasa de participación, declaró.

A principios de verano, una encuesta encargada por el Govern indicaba que el 49,4% de los catalanes estaba en contra de la independencia y un 41,06% a favor.

En caso de referéndum, el 18% del conjunto de las personas encuestadas aseguraba que no participaría y el 14,4% estaba indeciso.

De los que participarían, el 39% votaría a favor de la independencia y el 23,4%, en contra.

En cambio, más del 70% de los catalanes desea celebrar un referéndum para zanjar de una vez por todas las cuestión.

El sábado, el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, prometió "preservar la unidad de España" y "hacer que se cumpla la ley", pero se abstuvo de desvelar cómo actuará.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.