Saltar al contenido principal

Jameel Warney, de la Liga de Desarrollo a la gloria continental

Anuncios

Montevideo (AFP)

La Estados Unidos campeona de la FIBA Americup 2017 en Argentina ha estado integrada por jugadores de poco renombre, aunque este triunfo puede suponer un punto de inflexión en sus carreras.

El más destacado del plantel victorioso ha sido el pívot Jameel Warney, galardonado con el premio a mejor jugador del campeonato (MPV).

La estrella del quinteto estadounidense tiene 23 años y juega en el Texas Legends de la Liga de Desarrollo, club afiliado a los Dallas Mavericks de la NBA.

Warney recaló en el equipo texano después de ser despedido en octubre de 2016 por los Mavericks, luego de tres partidos de pretemporada.

Había sido contratado en julio de ese mismo año. El rechazo, sin embargo, no pareció afectarle. Sus promedios esta temporada con los Legends se elevaron hasta unos fantásticos 17,3 puntos y 8,1 rebotes repartidos en 29 minutos de juego.

- Imposible "sin el equipo" -

Warney ha ido de menos a más en la Copa América. En el debut en Montevideo contra Panamá apenas sumó 10 puntos. En el siguiente encuentro, ante la anfitriona Uruguay, destacó en el apartado reboteador, consiguiendo 14 capturas y protagonizando un reñido duelo con el charrúa Esteban Batista.

Tras sus buenas actuaciones frente a República Dominicana y en la semifinal contra Islas Vírgenes, Warney se echó el equipo a sus espaldas en la final ante Argentina, una sensación que no le es desconocida.

En su etapa universitaria jugó para los Stony Brook Seawolves, un modesto equipo al que logró meter en 2016 -tras ganar su conferencia- en el torneo para determinar al prestigioso campeón universitario estadounidense.

Además fue nombrado mejor jugador de la America East Conference tres años consecutivos (2014, 2015 y ese mismo 2016). A pesar de llegar a ir perdiendo de 20 puntos pasado el descanso, Warney no perdió la confianza en las opciones de su selección y concluyó la final contra la anfitriona albiceleste con 21 puntos y 7 rebotes, vitales para la remontada estadounidense.

"No podría haberlo conseguido sin el equipo", escribió en Twitter en referencia a su premio como MVP del torneo. El joven jugador espera que el galardón le abra las puertas de la NBA pero su futuro todavía es una incógnita.

- Campazzo y Cruz, el toque latino -

Aparte de Warney, la Americup ha asistido al buen hacer de varios jugadores latinoamericanos. Dos de ellos son el argentino Facundo Campazzo y el mexicano Francisco Cruz, que forman parte del mejor quinteto de la competencia.

Campazzo, base de 26 años del Real Madrid, ha liderado a la selección albiceleste debido a la lesión del capitán, Luis Scola. No se puede decir que la presión le ha derribado. El 7 argentino ha promediado 14 puntos y 6,6 asistencias, el tercero mejor del campeonato en esta estadística.

De su lado, Cruz, que tiene 27 años y juega en el Fuenlabrada de España, ha resultado imprescindible para que el quinteto azteca se proclamara medalla de bronce del torneo.

El escolta ha sido el cuarto máximo anotador de la Copa con 16,8 unidades por partido. Su aparición más destacada ha sido la última, contra Islas Vírgenes por el tercer puesto, con 22 puntos y 6 rebotes.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.