Saltar al contenido principal

El capo italiano detenido en Uruguay buscaba apartamento tras separarse de su esposa

Anuncios

Montevideo (AFP)

El capo italiano Rocco Morabito, uno de los diez más buscados del mundo, fue detenido en un hotel de Montevideo, donde se alojaba mientras buscaba apartamento tras separarse de su esposa, informaron este lunes a la AFP fuentes del caso.

Su arresto se produjo en el marco de la operación "Calabria" tras una investigación iniciada en marzo pasado, informó de su lado el Ministerio del Interior.

Estaba en un hotel porque "estaba separado de la mujer" y estaba buscando "apartamento para alquilar", explicó a la AFP su abogado defensor, Alejandro Balbi.

La operación para detener a Morabito, buscado desde 1995 por la justicia italiana e integrante de la Ndrangheta de la Mafia Calabressa, comenzó cuando "surgieron indicios de que podía estar en Uruguay", dijo Julio Sena, director General de Crimen Organizado e Interpol, en declaraciones en video difundidas por el Ministerio.

Según los datos de la investigación, el capo ingresó al país en 2004 con documentación brasileña, que le permitió luego hacerse de documentos uruguayos.

Morabito era uno de los "diez más buscados" a nivel mundial y es acusado en su país de pertenecer a una organización dedicada al tráfico internacional de drogas, explicó el Ministerio, que mostró la ficha criminal y el código rojo que la acompaña, publicada en 1995 pidiendo su captura.

Según el abogado, el arresto se produjo en la madrugada del sábado, aunque inicialmente la información divulgada daba cuenta de una detención el domingo.

Ese día, Balbi tuvo contacto con su cliente por última vez. Morabito se encuentra recluido en una cárcel de Montevideo.

Según su abogado, Morabito deberá responder primero ante la justicia uruguaya por "falsificación de documento público", un delito que supone una pena "leve" en Uruguay.

Recién después podrá producirse una eventual extradición a requerimiento del país de origen.

El jefe de Crimen Organizado e Interpol explicó precisamente que su "arresto administrativo" es "con fines de extradición".

En imágenes difundidas por el Ministerio, Morabito aparece sentado en una cama con las manos esposadas en la espalda, vestido solo con una playera negra y con calzoncillos negros.

El funcionario de Interpol dijo que al momento de su detención llevaba consigo 13 celulares, varias fotos carné, una pistola automática 9 milímetros, más de 20 chips, una importante cantidad de dinero en moneda nacional y extranjera, y los documentos obtenidos en Uruguay con nombre falso.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.