Una firma de publicidad británica, acusada de alentar la tensión racial en Sudáfrica

Anuncios

Londres (AFP)

La firma de relaciones públicas británica Bell Pottinger, fundada por el hombre que lanzó la carrera de Margaret Thatcher, fue expulsada este martes de su organización gremial por una campaña que alimentó tensiones raciales en Sudáfrica.

La decisión de la organización británica Asociaciones de Comunicaciones y Relaciones Públicas (PRCA) responde a una campaña de Bell Pottinger que incluyó la frase "capital del monopolio blanco", para referirse a los detractores del presidente Jacob Zuma y de la familia Gupta.

La campaña era un encargo de la firma de inversiones Oakbay Capital, propiedad de esta familia, acusada por la oposición de tener demasiada influencia en los asuntos públicos sudafricanos.

Un comité de PRCA creado para investigar el asunto llegó a la conclusión de que era "probable" que la campaña "inflamara la discordia racial en Sudáfrica y parece que eso es exactamente lo que hizo".

Al anunciar la expulsión de Bell Pottinger, el director general de PRCA, Francis Ingham, dijo que la firma había "dañado la reputación del sector con sus acciones".

El fundador de Bell Pottinger, Tim Bell, el hombre que impulsó la carrera de Thatcher, primera ministra entre 1979 y 1990, estimó que la caída en desgracia de la firma la pone al borde de la desaparición.

"Creo que se acerca a su fin, se puede tratar de rescatarla, pero (el intento) no tendrá mucho éxito", dijo al programa de televisión Newsnight, de la BBC.

"No asumo ninguna responsabilidad. Esto fue hace 18 meses... Dimití de la empresa en agosto del año pasado, hice pública mi dimisión y dije que una de las razones era la cuenta Gupta", se excusó.