Saltar al contenido principal

Congresistas consideran inmunidad de presidente guatemalteco acusado de corrupción

Anuncios

Ciudad de Guatemala (AFP)

El Congreso de Guatemala integró este martes una comisión con cinco diputados opositores que analizarán si existen razones para retirar la inmunidad al presidente Jimmy Morales, señalado de financiamiento ilegal en la campaña electoral de 2015.

La comisión, conformada por sorteo, estará integrada por los diputados Julio Ixcamey de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), quien presidirá el comité, Juan Porras de Visión con Valores, Gabriel Heredia (UNE), Alicia Beltrán del Movimiento Reformador y Eva Monte, de Alianza Ciudadana.

La comisión tendrá cinco días para analizar el pedido de levantar los fueros a Morales planteado por el Ministerio Público (fiscalía) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), un ente de la ONU que desde 2013 libra una inédita lucha contra la corrupción.

El lunes, la Corte Suprema de Justicia aceptó el proceso y remitió las actuaciones al Congreso. La comisión legislativa debe decidir si recomienda al plenario quitar el blindaje al presidente y dejarlo expuesto a una investigación penal.

Para levantar la inmunidad al presidente son necesarios 105 votos de los 158 diputados que integran el Congreso, número que para algunos analistas será difícil de alcanzar debido a las alianzas que tiene el partido gobernante en el parlamento.

El pasado 25 de agosto, la Cicig y la fiscalía pidieron levantar los fueros al gobernante para investigarlo por posible financiamiento ilícito de su campaña para las elecciones de 2015, en las que resultó victorioso.

Dos días después, el mandatario declaró non grato al jefe de la Cicig, el exjuez colombiano Iván Velásquez, y ordenó su expulsión inmediata al acusarlo de injerencia y de exceder sus funciones.

La medida provocó un terremoto político hasta que la orden presidencial fue suspendida el pasado 29 de agosto por la Corte de Constitucionalidad (CC), máxima instancia judicial del país.

La decisión presidencial provocó un desgaste al gobernante y su credibilidad fue afectada al quedar en entredicho su combate frontal a la lucha contra la corrupción, según analistas.

Morales ganó la presidencia en 2015 en medio de una convulsión política por la renuncia del mandatario Otto Pérez, tras ser acusado por la fiscalía y la Cicig de encabezar una red de defraudación fiscal en la aduanas.

El presidente era reconocido por su trayectoria como comediante en la televisión y tomó fuerza electoral gracias al rechazo a los políticos tradicionales.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.