Saltar al contenido principal

La 'pequeña nueva ola' del cine italiano llega a Venecia

Anuncios

Venecia (AFP)

Una viuda desconsolada asiste al entierro del "rey del pescado" de Nápoles, asesinado por un clan rival, pero, de repente, el muerto se pone a cantar... Un ejemplo del polifacético cine italiano que regresa este año a la Mostra de Venecia.

"Ammore e malavita" (amor y bajos fondos), una comedia musical de los hermanos Manetti, rodada en dialecto napolitano, acercó un soplo de aire fresco y diversión a la 74ª edición del festival de cine.

Ambos cineastas recibieron muchos aplausos este miércoles por la tarde, a su llegada en rueda de prensa.

Con una treintena de películas italianas presentadas, cuatro de ellas en competición oficial, el director de la Mostra, Alberto Barbera, habla de "una pequeña nueva ola" repleta de jóvenes talentos.

"Es un buen momento para el cine italiano", declaró en la apertura del festival el ministro de Cultura italiano, Dario Franceschini, que aprovechó la ocasión para alabar la recién aprobada ley de apoyo a la industria del cine en su país. Ésta prevé, entre otros, unos préstamos de 400 millones de euros anuales, un aumento del 60% respecto a los créditos anteriores.

En la muy irónica "Ammore e malavita", los hermanos Manetti filman una serie de ajustes de cuentas entre mafiosos, burlándose de la Camorra napolitana con canciones originales y bien interpretadas.

En el filme, un asesino profesional, un hombre guapo con aires de James Bond (Giampoaolo Morelli), mata a todo el que se le ponga por delante para salvar a su amor de juventud, una enfermera a la que habían encargado asesinar.

"Es un cine entretenido, creativo, marginal en todos los sentidos, provocador, que trabaja con los géneros", explicó Barbera.

"Estamos un poco asustados frente a algunas películas en competición, quizás más profundas, pero la postura del marginal es cómoda", aseguró a la AFP Marco Manetti, de 49 años, que siempre trabaja con su hermano Antonio, tres años menor que él.

Estos aficionados a la música, que ya han experimentado en varios géneros, incluido el cine de vampiros, aprendieron el oficio dirigiendo un centenar de videoclips.

"El mercado italiano del cine está dominado por dos géneros, la comedia o el cine social de autor presentado en los festivales", dijo Marco. "Nuestra película es muy personal, un intento de transmitir emociones, a veces serias, pero siempre envueltas en ironía, nuestra forma de observar el mundo", explicó.

Cuando unos turistas estadounidenses amantes de las sensaciones fuertes llegan en furgoneta a Scampia, una barriada del norte de Nápoles y feudo de la mafia, les roban todas sus pertenencias, pero ellos no se desaniman e improvisan una coreografía para celebrar los peligros de la zona...

- Proyección internacional -

Para gozo de los nostálgicos, Gérard Depardieu presentó el martes por la noche la versión restaurada de "Novecento" de Bernardo Bertolucci (1976), que necesitó más de un año de rodaje con estrellas como el actor francés y los estadounidenses Robert de Niro y Donald Sutherland.

En los últimos años, cineastas italianos como Nanni Moretti, Matteo Garrone o Paolo Sorrentino se hicieron famosos en el extranjero. Y ahora, otros directores conocidos en Italia, como Paolo Virzì, quieren seguir su ejemplo.

Este cineasta de 53 años presentó el domingo en competición su primera película en inglés, "The Leisure Seeker", una "road movie" sobre una pareja de ancianos, filmada en Estados Unidos.

A pesar del idioma y los actores, los dos intérpretes de la cinta resaltan la identidad italiana de la obra. "Su mirada extranjera sobre Estados Unidos, fresca y personal, aporta profundidad a la historia", declaró la británica Helen Mirren.

"Su tema me parece universal, pero Virzì es realmente muy italiano", abundó Sutherland.

El viernes, penúltimo día del festival, un italiano de 35 años, Andrea Pallaoro, también presentará una película con proyección internacional, una coproducción italiana, belga y francesa con Charlotte Rampling como protagonista.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.