Saltar al contenido principal

China pide a la ONU que tome "las medidas necesarias" contra Corea del Norte

Anuncios

Pekín (AFP)

El Consejo de Seguridad de la ONU "debe reaccionar" y "adoptar las medidas necesarias" contra Corea del Norte, afirmó este jueves el ministro chino de Relaciones Exteriores, Wang Yi, recordando que "las sanciones y presiones" solo son "la mitad" de la solución.

Tras el nuevo ensayo nuclear de Pyongyang, "China está de acuerdo en que el Consejo de Seguridad de la ONU debe reaccionar adoptando las medidas necesarias", declaró Wang a los periodistas.

Según él, "las sanciones y presiones" sobre el régimen de Kim Jong-un representan "la mitad de la solución", siendo la otra "el diálogo y la negociación".

"Solamente si desencadenamos estas dos medidas a la vez, podremos desbloquear la cuestión nuclear en la península (...) ninguna de las dos debe ser ignorada", aseguró Wang.

El miércoles, el presidente chino, Xi Jinping, recordó a su homólogo estadounidense, Donald Trump, la voluntad de Pekín de resolver la cuestión norcoreana mediante negociaciones con vistas a una "solución pacífica", según la prensa estatal.

China condenó con firmeza el ensayo norcoreano de una bomba de hidrógeno del pasado domingo.

Corea del Norte anunció haber llevado a cabo con éxito un ensayo nuclear con una bomba H, la más potente probada hasta ahora por el régimen de Pyongyang, y desató una ola de condenas internacionales.

Estados Unidos, sus aliados europeos y Japón están negociando nuevas sanciones de la ONU contra Corea del Norte pero la posición de Rusia y China ?ambos con derecho de veto en el Consejo de Seguridad? sigue siendo incierta.

Asimismo, China anunció este jueves que "protestó enérgicamente" contra Seúl tras el rápido despliegue en Corea del Sur del escudo antimisiles estadounidense THAAD, efectuado después de la nueva prueba nuclear de Pyongyang.

"Una vez más, pedimos a Corea del Sur y a Estados Unidos que tomen en serio los riesgos en la seguridad y los intereses de China (...), cesen el despliegue actual y retiren todas las instalaciones en cuestión", declaró Geng Shuang, un portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores, en una rueda de prensa.

Pekín ve este escudo antimisiles como una amenaza contra su propia seguridad en su zona de influencia.

Por su parte, el primer ministro japonés, Shinzo Abe, pidió este jueves en Rusia la "máxima presión posible" contra el régimen de Pyongyang para obligarle a abandonar su programa de misiles nucleares.

"La comunidad internacional debe unirse para poner la máxima presión posible a Corea del Norte", dijo Abe en un discurso en el marco de un foro económico en Vladivostok (lejano oriente ruso), donde participa junto a los presidentes rusos, Vladimir Putin, y surcoreano, Moon Jae-in.

"Tenemos que forzar a Corea del Norte a aplicar inmediata y plenamente todas las resoluciones apropiadas del Consejo de Seguridad de la ONU y a abandonar su programa de misiles nucleares de manera completa, verificable e irreversible", insistió.

"Corea del Norte lanza un evidente desafío a la paz, a la prosperidad, a la ley y el orden en la región e incluso en el mundo entero", dijo Abe.

La máxima responsable de la diplomacia de la Unión Europea, Federica Mogherini, anunció este jueves que está preparando nuevas sanciones contra Corea del Norte para completar las que ya impone la ONU.

"Hoy propondré a los ministros trabajar en los próximos días en aumentar las sanciones autónomas de la UE", dijo a su llegada a una reunión en Tallinn de ministros de Defensa y de Exteriores del bloque.

Mogherini pidió "reforzar la presión económica contra Corea del Norte, apoyando una nueva resolución del Consejo de Seguridad de la ONU y adoptando medidas económicas más duras", incluyendo sanciones propias de la Unión Europea.

"Nuestra línea europea es muy clara en este sentido: más presión económica, más presión diplomática y unidad con nuestros socios regionales e internacionales", explicó.

También pidió "evitar una espiral de confrontación militar que podría ser extremadamente peligrosa, no sólo para la región, sino para el mundo entero".

La UE ya aplica una larga lista de sanciones dictadas por la ONU o por el propio bloque.

Ahora los europeos quieren ampliar las sanciones a la economía norcoreana, contra sectores como el petróleo o la pesca, para evitar que Pyongyang siga financiado su programa nuclear, indicó a la AFP un fuente diplomática europea.

- Desfile en Pyongyang -

Corea del Norte organizó una fiesta multitudinaria para homenajear a los científicos que trabajaron en la prueba nuclear realizada el fin de semana, una celebración que incluyó fuegos artificiales y un desfile por las calles de Pyongyang.

Los habitantes de la capital se apostaron en las calles para aplaudir al paso de los autobuses que transportaban a los científicos.

En la plaza Kim Il-sun, decenas de miles de personas se reunieron para celebrar sus esfuerzos.

La agencia oficial KCNA se refirió al ensayo como "una prueba exitosa de una bomba H lista para un ICBM (misil balístico intercontinental)".

En la celebración, los oradores explicaron que el ejército norcoreano iba a "poner fin al destino de los imperialistas estadounidenses delincuenciales, mediante ataques preventivos más fuertes y sin piedad si ellos y las hordas de traidores".

El ensayo del domingo fue la sexta prueba nuclear lanzada hasta ahora por Pyongyang y la más fuerte que ha habido hasta ahora.

Según Japón, la bomba alcanzó una potencia de 160 kilotones, más de diez veces la de la bomba de Hiroshima.

El ministerio de Defensa surcoreano estimó el poder de la explosión en 50 kilotones, pero según la web especializada 38 North, fue de más de 100.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.