Comienza un juicio a exmarinos por matanza de 133 reos en Perú en 1986

Anuncios

Lima (AFP)

Un tribunal civil inicio el viernes en Lima un juicio contra 35 exmarinos acusados de asesinar a más de un centenar de reos, durante la revelación de un cruento motín en una cárcel de la isla "El Frontón", hace más de tres décadas.

Los militares son acusados por el delito de homicidio calificado en la modalidad de asesinato con ferocidad y explosión de 133 presos del expenal San Juan Bautista, conocido como 'El Frontón' y ubicado en una isla de las costas de Lima.

El hecho ocurrió entre el 18 y 19 de junio de 1986, durante el primer gobierno del expresidente Alan García.

La fiscalía solicitó a los magistrados de la Sala Penal Nacional sanciones que oscilan entre los 25 y 30 años de prisión, y una reparación civil de 1,6 millones de dólares.

"Hoy, 31 años después de los hechos, la Sala Penal Nacional ha dado inicio al juicio oral por la matanza en El Frontón", escribió en su cuenta de Twitter Carlos Rivera, abogado de los familiares de las víctimas.

Uno de los principales implicados de la matanza es Héctor Lazo Galliani, quien en 1986 era capitán de fragata, y ostentaba la máxima autoridad en "El Frontón".

Por el alto número de acusados y víctimas, la sala judicial declaró el proceso como "complejo". En la primera audiencia pública, el fiscal Daniel Jara, sustento la acusación.

Como testigos serán citados el expresidente Alan García y algunos de sus exministros.

En 2000, la Corte Interamericana de Derechos Humanos ordenó procesar y sancionar a los responsables por presuntos delitos y crímenes de lesa humanidad.

La fiscalía pidió que declaren al menos 80 testigos que participaron en el motín y aseguró que existen medios para probar que hubo ferocidad en la comisión del delito.

La masacre se produjo como consecuencia de un motín de internos de Sendero Luminoso, organización considerada terrorista en Perú, en el pabellón Azul de "El Frontón", en la provincia del Callao (oeste de Lima).

Según un informe de la Comisión de la Verdad, efectivos de la Infantería de Marina procedieron a ejecutar arbitrariamente a un número indeterminado de internos rendidos, a través de procedimientos compatibles con fusilamientos y el empleo de armas blancas.

Simultáneamente, se realizaban en Lima otros motines en los penales de Lurigancho y en el de Mujeres, provocado por senderistas. Estos levantamientos se produjeron cuando en Lima se desarrollaba una conferencia mundial de la Internacional Socialista, que era presidida por el expresidente Alan García (1985-1990).