Saltar al contenido principal

Anderson no da opción a Carreño Busta y clasifica a la final del US Open

Anuncios

Nueva York (AFP)

El sudafricano Kevin Anderson, sembrado N.28, remontó el partido con gran tenis para ganar este viernes al español Pablo Carreño Busta (N.12) por 4-6, 7-5, 6-3, 6-4, y clasificarse a la final del torneo masculino del Abierto de Estados Unidos.

El domingo será el estreno de Anderson en la final de un Grand Slam y podría ser su primer título importante cuando enfrente al ganador del otro tope de semifinales entre el español Rafael Nadal (N.1) y el argentino Juan Martín del Potro, campeón en 2009.

A sus 31 años, Anderson se convirtió en el primer sudafricano en la final del US Open desde Cliff Drysdale en 1965, cuando fue derrotado por el legendario español Manuel Santana.

Nacido en Johannesburgo y radicado ahora en Florida, Anderson intentará ser el primer campeón de Grand Slam de su país desde que Johan Kriek ganó el Abierto de Australia de 1981.

Anderson labró su triunfo en dos horas y 55 minutos, y fue de menos a más en el partido para terminar con 58 tiros ganadores, por 21 de su rival, que compensaron los 43 errores no forzados que cometió por los 25 del español.

Con un servicio que le llegó a marcar hasta 220 km/h, el sudafricano colocó 22 aces y facturó el 83% de los puntos posibles con su primer saque.

Carreño Busta, que no había perdido un set en todo el torneo, se desdibujó en el segundo parcial, cuando fue quebrado por vez primera y sucumbió a la potencia del saque de su rival.

Con esta victoria, Anderon, 32º del ranking mundial, se convirtió en el jugador de menor rango que entra a una final del US Open y el de mayor estatura (2.02 metros).

"Estoy en el séptimo cielo, hace nueve meses me dijeron que tenía una cirugía de cadera y ahora estoy en la final de uno de los torneos más grandes del mundo", dijo Anderson al pie de cancha.

El sudafricano se mantuvo muy paciente esperando su momento, y le llegó cuando Carreño empezó a flaquear ante su servicio, permitiendo el primer quiebre luego de cuatro 'bombazos' de ace.

Eso cambió la dinámica del partido y el africano se fue imponiendo ante un Carreño Busta que jugaba un tenis de oficio, sin muchos errores, pero no encontraba la forma de penetrar el armazón del saque rival, ni de responderlo con efectividad.

El español se había embolsado el set de apertura golpeando sólo dos ganadores, pero cometiendo sólo un error no forzado.

Eso fue suficiente para que el gigantón Anderson le pasara por encima, y en el segundo le adelantara con su ace número 100 del torneo.

El español luchó valientemente, pero no pudo retomar el control y de nuevo fue quebrado en el tercer y cuarto set para hincar la rodilla tras pelear el último parcial por 53 minutos.

"Fue increíblemente duro. Estaba nervioso al principio, y supongo que Pablo estaba demasiado nervioso también, así que tuve que sortear mucho para ganar este partido", dijo Anderson, que se mudó a los Estados Unidos a los 18 años para jugar con una beca en el sistema universitario estadounidense.

Anderson ha perdido sus cuatro partidos contra Nadal, el más reciente en la arcilla de Barcelona este año, mientras que ante Del Potro su marca es de 0-6, con derrota este año en Delray Beach.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.