Los combatientes rohinyá declaran un cese el fuego de un mes

Anuncios

Rangún (AFP)

Los combatientes rebeldes rohinyá cuyos ataques en el estado birmano de Rakáin desataron una ofensiva del ejército que ha provocado cerca de 300.000 desplazados, declararon este domingo una tregua unilateral de un mes.

"El Ejército de Salvación Rohinyá de Arakán (ESRA) declara por la presente un cese temporal de sus operaciones militares ofensivas", dijeron los rebeldes en un comunicado publicado en su cuenta de Twitter @ARSA_Official, agregando que el objetivo de la tregua es que las operaciones humanitarias puedan llegar a la región.

El grupo urgió a "todos los actores humanitarios" a que reanudaran la ayuda para "todas las víctimas de esta crisis humanitaria, sin importar su origen étnico o religión" durante el cese el fuego, que se extenderá hasta el 9 de octubre.

En el comunicado, los rebeldes instaron a Birmania a replicar esta tregua humanitaria, en un momento en que muchos desplazados en el estado de Rakáin necesitan ayuda tras dos semanas de intensa violencia.

El viernes la ONU dio la voz de alarma ante los masivos desplazamientos y Bangladés, que ha recibido a gran parte de los refugiados de la violencia, exhortó a Birmania a frenar el éxodo.

La ONU expresó su preocupación por la saturación de las capacidades de acogida en Bangladés, donde emergen campamentos improvisados a lo largo de las carreteras y se avecina una crisis humanitaria.