El Ejército sirio se refuerza en Deir Ezor para un nuevo asalto contra el EI

Anuncios

Beirut (AFP)

Importantes refuerzos del Ejército de Siria llegaron este lunes a Deir Ezor, al este del país, en previsión de una ofensiva para expulsar a los yihadistas del grupo Estado Islámico (EI) de la mitad de la ciudad todavía en sus manos.

Rica en petróleo y fronteriza con Irak, la provincia de Deir Ezor es la última de Siria todavía ampliamente controlada por los yihadistas. Dos ofensivas distintas -una apoyada por Moscú y la otra, por Washington- se llevan a cabo en la zona para intentar arrebatar al grupo EI los territorios que aún controla.

Una pérdida de la provincia asestaría un muy duro golpe a la organización ultrarradical, que vio su poder encogerse, tanto en Siria como en el vecino Irak, tras su auge fulgurante en 2014.

"Llegaron refuerzos militares importantes, que incluyen hombres y equipos, a Deir Ezor, para el principio de la ofensiva que busca expulsar al EI de los barrios orientales de la ciudad", afirmó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Los yihadistas y el régimen "se reparten ahora la ciudad a partes iguales, 50% para cada uno", aseguró el director de esta ONG con base en el Reino Unido, Rami Abdel Rahman.

En previsión del asalto, "intensos ataques aéreos rusos y bombardeos realizados por aviones sirios golpearon las posiciones de los yihadistas en la ciudad y sus alrededores", precisó.

La nueva ofensiva tiene lugar después de que el Ejército del régimen lograse la semana pasada romper el cerco a dos enclaves gubernamentales de Deir Ezor, ciudad rodeada desde hace casi tres años por los yihadistas y donde viven, según la ONU, más de 90.000 personas.

Y gracias al respaldo de la aviación rusa, aliado inquebrantable del régimen de Bashar al Asad, las fuerzas progubernamentales retomaron el domingo el control de las estratégicas zonas montañosas que dominan el sur de la ciudad y su aeropuerto militar.

En este contexto, el Ejército ruso anunció este lunes el envío de unos 40 artificieros y perros especializados a Deir Ezor.

El domingo, 34 civiles murieron en ataques aéreos rusos contra los ferris que unen las dos orillas del río Éufrates en la localidad de Al Bulil, en el sureste de la ciudad de Deir Ezor, afirmó el OSDH, que dispone de una vasta red de fuentes.

- "Consejo civil" para Deir Ezor -

El conflicto en Siria dejó más de 330.000 muertos y millones de desplazados y refugiados. Se fue complicando con los años y con la implicación de países extranjeros y grupos yihadistas, en un territorio cada vez más fragmentado.

Una situación que se ilustra hoy en Deir Ezor. El régimen lucha en el oeste de la provincia, dividida en diagonal por el Éufrates. Y las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), una alianza de combatientes kurdos y árabes respaldada por Washington, lanzó una operación para expulsar al grupo EI de los territorios en la orilla oriental del río.

Tras un rápido avance, los combatientes de las FDS se encontraban a "seis kilómetros de la orilla este, frente a la ciudad de Deir Ezor", situada en la orilla oeste, según el OSDH.

Las FDS aseguran que no existe coordinación con las fuerzas del régimen o con su aliado ruso. Pero según la coalición internacional encabezada por Washington hay en la zona una "línea de distensión" para evitar todo incidente entre los múltiples actores en el terreno.

Pese a que las FDS no están presentes en la ciudad de Deir Ezor, dirigentes tribales aliados a la alianza kurdo-árabe anunciaron este lunes su intención de crear próximamente un consejo civil encargado de administrar la ciudad una vez que el grupo EI haya sido expulsado de ella.

Se creó un comité preparatorio y se mantenían conversaciones con los actores locales para establecer "una formulación final que traduzca las aspiraciones de toda la población de Deir Ezor", según un comunicado publicado en la página web de las FDS.

No fue posible saber de momento si este consejo trabajaría en cooperación con el poder de Damasco o haría competencia a la autoridad local que controla ya algunos barrios de la ciudad.