Saltar al contenido principal

El expresidente panameño Pérez Balladares sobreseído de blanqueo de capitales

Anuncios

Ciudad de Panamá (AFP)

La justicia panameña dictó el sobreseimiento del expresidente Ernesto Pérez Balladares, a quien la fiscalía acusaba de blanquear capitales a través de salas de juego, informó el martes el poder judicial.

El Segundo Tribunal Superior de Justicia de Panamá "sobreseyó definitivamente" a Pérez Balladares (1994-1999) y a otras 13 personas por la "presunta comisión del delito de blanqueo de capitales", según un comunicado del Órgano Judicial.

"No existen los requerimientos jurídicos penales (...) para llamar a juicio a los imputados, toda vez que el hecho investigado no constituye delito de blanqueo de capitales" ni se ha logrado "demostrar la comisión de alguna conducta delictiva", de acuerdo al fallo.

La fiscalía investigó en 2009 a Pérez Balladares por el envío de dinero de la empresa Lucky Games a una sociedad vinculada a la familia del exgobernante. Durante su mandato, él le dio a la empresa una concesión para operar 500 máquinas tragamonedas.

Un juzgado dictó sobreseimiento del caso en 2011, pero la decisión fue apelada.

Pérez Balladares ha negado cualquier delito y dice que la acusación se debe a una "patraña".

También achacó los cargos a una "persecución política" del entonces presidente Ricardo Martinelli (2009-2014), detenido actualmente en Miami y acusado por la justicia panameña de espionaje e investigado por presunta corrupción.

Pérez Balladares, popularmente conocido como "el Toro", pertenece al Partido Revolucionario Democrático (socialdemócrata) y tiene aspiraciones presidenciales, aunque fue derrotado en 2016 en las elecciones internas de su partido para el cargo de secretario general.

El sobreseimiento fue dictado en momentos que organizaciones sociales y sindicales han expresado temor de que casos destacados de corrupción queden impunes en el país, tras las denuncias sobre supuestas amenazas para no concluir las investigaciones realizadas recientemente por la fiscal jefe, Kenia Porcell.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.