Saltar al contenido principal

Bruselas quiere cerrar acuerdos comerciales sin los Parlamentos nacionales

Anuncios

Bruselas (AFP)

La comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström, anunció este jueves la intención del ejecutivo comunitario de cerrar las próximas negociaciones comerciales con Australia y Nueva Zelanda, sin el visto bueno de los Parlamentos nacionales, para acelerar las discusiones.

"Pensamos contar con sólidos argumentos" para proponer a los países del bloque que la Comisión Europea conduzca ella sola la totalidad de estas negociaciones en su nombre, afirmó Malmström durante la presentación del programa comercial de la UE para los próximos meses.

En concreto, Bruselas tiene previsto apoyarse en un dictamen de mayo del Tribunal de Justicia de la UE (TJUE), que estimó que la casi totalidad de las temáticas negociadas en el marco de los acuerdos de libre comercio eran competencia exclusiva de la UE.

Una de las excepciones serían los tribunales especiales para dirimir los diferendos entre inversores y Estados, por lo que la Comisión propone dejar fuera de las negociaciones con ambos países de Oceanía a estos organismos.

"Para no perder tiempo, proponemos no incluir la parte vinculada a la protección de las inversiones" en los mandatos de negociación que se presentarán a los Estados miembros, explicó Malmström. "Esto vendrá después", agregó.

El proceso de ratificación de un tratado de libre comercio por todos los países del bloque es largo y complejo, como demuestra el cerrado con Corea del Sur cuya aprobación por los 28 tomó cuatro años y medio.

Además, este procedimiento no está tampoco exento de incertidumbre, en un contexto donde la opinión pública en Europa se muestra reticente. El acuerdo cerrado en octubre con Canadá (CETA) tras maratónicas negociaciones de última hora ejemplifica esta inquietud.

A una semana de su entrada en vigor provisional, el 21 de septiembre, el Parlamento de la región belga de Valonia, que ya lo bloqueó durante días en octubre de 2016, y Polonia ya han amenazado con no ratificarlo y, por tanto, bloquear su aplicación total.

El objetivo de la Comisión, como explicó su presidente, Jean-Claude Juncker, la víspera durante el debate sobre el Estado de la UE, es cerrar los acuerdos con Australia y Nueva Zelanda antes del término de su mandato, a finales de 2019.

Juncker también expresó su deseo de conseguir a finales de 2017 un "acuerdo político" en las negociaciones comerciales en curso con México sobre la modernización de pacto vigente con la UE desde 2000, y con los países del Mercosur, iniciadas en 1999.

Mientras tanto, Bruselas espera también promover una especie de tribunal multilateral más transparente, compuesto de jueces profesionales permanentes y con audiencias públicas, destinado a resolver las diferencias comerciales con todos sus socios.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.