Saltar al contenido principal

Los rebeldes rohinyás rechazan la ayuda de grupos terroristas internacionales

Anuncios

Rangún (AFP)

Los rebeldes musulmanes rohinyás, cuyos ataques contra la policía a finales de agosto en Birmania desataron una feroz campaña de represión por parte del ejército, rechazaron este jueves cualquier ayuda procedente de organizaciones terroristas internacionales.

"No tenemos ningún vínculo con Al Qaida, el (grupo yihadista) Estado Islámico o cualquier otro grupo terrorista internacional. Y no queremos que estos grupos se impliquen en el conflicto en Arakan (antiguo nombre del estado de Rakáin)", declaró este jueves el Ejército de Salvación Rohinyá de Arakan (ARSA) en un comunicado difundido en Twitter.

Según SITE, un grupo especializado en la vigilancia de los sitios de internet yihadistas, Al Qaida urgió esta semana a los musulmanes a "apoyar a los rohinyás financiera y militarmente".

Una ayuda claramente rechazada por la rebelión rohinyá, que "pide a los Estados de la región que intercepten e impidan la entrada al estado de Rakáin a terroristas que solo podrían empeorar la situación".

El domingo, el ARSA, más conocido con el nombre de Harakah al Yaqin ("Movimiento de la fe", en árabe), anunció una tregua de un mes en sus ofensivas militares para permitir la distribución de ayuda humanitaria.

Cerca de 380.000 rohinyás se han refugiado en Bangladés desde finales de agosto, según las últimas cifras de la ONU. Otros miles podrían estar en camino.

Todos huyen de la campaña de represión del ejército lanzada tras los ataques del ARSA contra puestos de policía a finales de agosto.

El miércoles, el Consejo de Seguridad de la ONU reclamó a Birmania medidas "inmediatas" para poner fin a una "violencia excesiva" en el oeste del país.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.