Saltar al contenido principal

Rusia, Irán y Turquía mantendrán juntos el orden en una zona de distensión en Siria

Anuncios

Astaná (Kazajistán) (AFP)

Rusia e Irán, aliados del régimen de Damasco, y Turquía, que apoya a los rebeldes, anunciaron este viernes un acuerdo para desplegar conjuntamente fuerzas de mantenimiento del orden en la zona de distensión de Idlib, en el norte de Siria.

Los tres países desplegarán "fuerzas de control de distensión" en la región de Idlib y en "algunas partes" de las regiones de Latakia, Hama y Alepo, en el norte del país, según un comunicado divulgado tras dos días de conversaciones en Astaná.

Estas fuerzas tendrán como misión "prevenir incidentes y enfrentamientos" entre las fuerzas gubernamentales y los combatientes rebeldes, que controlan mayoritariamente la región de Idlib, fronteriza con Turquía y vecina de la provincia costera de Latakia, feudo del régimen.

La ciudad de Idlib pasó a finales de julio bajo control de los yihadistas de la exrama de Al Qaida en Siria, tras la retirada de un grupo rebelde rival.

En las precedentes rondas de negociaciones en Astaná, se decidió crear cuatro zonas de distensión en Siria en las regiones de Idlib (noroeste), Homs (centro), en Guta Oriental, cerca de Damasco, y en el sur del país.

Rusia ya ha desplegado su policía militar en varias de estas zonas para permitir la instauración de un alto el fuego duradero.

El proceso de paz de Astaná se centra en los temas militares y técnicos y se celebra de forma paralela al de Ginebra sobre cuestiones políticas.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.