Saltar al contenido principal

Irak arrebata una nueva localidad al EI en el oeste del país

Anuncios

Bagdad (AFP)

Las tropas de Irak anunciaron la reconquista este sábado de la localidad de Akashat, en el desierto occidental del país, una operación que refuerza los preparativos para la batalla por Qaim, bastión del grupo Estado Islámico (EI) fronterizo con Siria.

"El Ejército, el Hashd al Shaabi, los guardias fronterizos han retomado la totalidad de Akashat", indicó el mando conjunto de las operaciones (JOC), que coordina la lucha contra el EI en Irak.

Las unidades paramilitares del Hashd al Shaabi (denominadas de "movilización popular") apoyan desde 2014 a las fuerzas gubernamentales iraquíes, respaldadas asimismo por la coalición internacional liderada por EEUU para arrebatar al EI los territorios que conquistó en 2014.

Akashat, una aldea en la que viven unas 300 familias, se encuentra cerca de la frontera siria y a unos 100 km al suroeste de Qaim. En la zona hay reservas de armas y explosivos, campos de entrenamiento y centros de mando yihadistas, afirmaron responsables locales.

Los yihadistas llegaron a controlar un tercio del país, del que les quedan dos bastiones: Hawija, a 230 km al norte de Bagdad, y tres localidades del desierto oriental fronterizo con Siria: Al Qaim, Rawa y Anna, a casi 350 km al oeste donde se encuentran, según un general iraquí, "más de 1.500 yihadistas".

En julio, las tropas iraquíes reconquistaron Mosul (norte), la segunda ciudad más importante del país.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.