Militares congoleños matan a 18 refugiados burundeses al este del país

Anuncios

Bukavu (RD Congo) (AFP)

Dieciocho refugiados burundeses murieron el viernes en el este de la República Democrática del Congo (RDC) al ser alcanzados por disparos de militares en "escaramuzas" entre los dos grupos, según un balance provisional de las autoridades provinciales de Kivu del Sur.

Las fuerzas armadas de la RDC (Fardc) intentaron dispersar a unos refugiados el viernes en Kamanyola "con disparos al aire, pero se vieron desbordados por el lanzamiento de piedras", declaró a la AFP Josué Boji, director de gabinete del ministro del Interior de Kivu del Sur.

Según Boji, un grupo de refugiados burundeses exigía la liberación de cuatro personas detenidas el miércoles por la noche y "expulsadas a su país de origen".

"Lamentamos la muerte de un militar de la Fardc y de 18 refugiados" burundeses, añadió. Es un balance provisional -dijo- "dado que los refugiados se llevaron los cuerpos de otros muertos al campamento militar paquistaní de la Monusco en Kamanyola".

Una portavoz de la Misión de la ONU en la RDC (Monusco), Florence Marchal, proporcionó un balance provisional de 18 muertos y 50 heridos.

"He visto a gente caer, a hombres, mujeres y niños que no tenían armas. Por ahora, hemos contabilizado 31 muertos y al menos 105 heridos, entre ellos unos 15 muy graves", afirmó a la AFP un refugiado burundés.

Burundi atraviesa una grave crisis política salpicada de actos violentos desde la candidatura en abril de 2015 del presidente Pierre Nkurunziza a un polémico tercer mandato y su reelección en julio de ese año.

Esta violencia ha causado entre 500 y 2.000 muertos, según los datos de distintas fuentes (ONU y oenegés), cientos de desapariciones y torturas que empujaron al exilio a más de 400.000 burundeses. Más de 36.000 de ellos se refugiaron en la RDC.