Saltar al contenido principal

Un soldado rumano muere por un ataque suicida en Afganistán

Anuncios

Kandahar (Afganistán) (AFP)

Un soldado rumano murió y otros dos resultaron heridos en un atentado suicida contra un convoy militar en el sur de Afganistán, anunció este sábado la OTAN en un comunicado.

Un kamikaze al volante de un coche bomba había embestido el viernes una patrulla de fuerzas extranjeras en el distrito de Daman, en la provincia de Kandahar, feudo histórico de los talibanes.

Unos 600 soldados rumanos están desplegados en Afganistán bajo la égida de la OTAN en el marco de la 'Operación Resolute Support', formada en total por más de 13.000 militares extranjeros, en su mayoría estadounidenses.

El general John Nicholson, jefe de la operación de la OTAN en Afganistán, consideró en un comunicado que este ataque es la prueba de que los talibanes "no demuestran ningún interés por la paz".

El atentado había sido reivindicado el viernes por un portavoz talibán, Qari Yusuf Ahmadi, según el cual dejó siete muertos entre "las fuerzas de los invasores". Los insurgentes exageran habitualmente el balance de sus ataque.

Los talibanes, que gobernaron Afganistán de 1996 a 2001 y reclaman una retirada total de las tropas internacionales, prometieron convertir al país en un "nuevo cementerio" para los estadounidenses tras el anuncio por el presidente Donald Trump del próximo despliegue de miles de soldados norteamericanos más en el país.

Desde principios de mes, los talibanes reivindicaron otros dos atentados suicidas cerca de la base aérea estadounidense de Bagram, cerca de Kabul, que dejaron varios heridos.

Afirmaron que uno de ellos había sido cometido en "represalia" por la difusión de una octavilla estadounidense que consideraron ofensiva para el islam.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.