Saltar al contenido principal

Eslovenia, campeona de Europa de básquet

Anuncios

Estambul (AFP)

Eslovenia se proclamó campeona de Europa de básquetbol por primera vez en su historia al imponerse en la final del torneo continental a Serbia (93-85), en un campeonato en el que Juan Carlos Navarro se despidió de la selección española con un bronce.

En ausencia de Luka Doncic, que se retiró lesionado en el tercer cuarto, el escolta Goran Dragic se erigió en la estrella de este joven equipo para guiar al triunfo a su selección con una actuación majestuosa: 35 puntos (20 en el segundo cuarto), 7 rebotes y 3 asistencias.

Es el primer título internacional de esta exrepública de la antigua Yugoslavia, de apenas dos millones de habitantes, lo que convierte a este país en el campeón más pequeño desde el triunfo de Letonia en 1935.

La final respondió a las expectativas creadas por los dos equipos más fuertes del torneo.

El primer cuarto fue muy igualado, con alternativas constantes por parte de los dos equipos, aunque los serbios tomaron ventaja en el tramo final y acabaron con dos puntos de diferencia (20-22, minuto 10).

El encuentro se rompió en el segundo cuarto, con la actuación portentosa de Goran Dragic, autor de 20 puntos en esos 10 minutos, que llevaron al equipo esloveno con ventaja de nueve al descanso (56-47).

Gracias a la aportación de otros jugadores como Luka Doncic, el nacionalizado Anthony Randolph y Klemen Prepelic, los eslovenos parecían tener el partido controlado cuando se produjo una jugada que pudo ser decisiva para el desenlace de la final.

A falta de 4:44 para el final del tercer periodo, con 63-55 en el marcador a favor de los eslovenos, el joven Doncic se torció el tobillo tras un salto y tuvo que abandonar la cancha visiblemente dolorido.

Con un parcial de 0-6, los serbios igualaron el partido en momentos en los que Eslovenia echaba de menos a sus referentes, Doncic lesionado y Dragic en el banquillo descansando.

El escolta de los Heats de Miami tuvo que regresar para tratar de cortar la racha serbia y logró con sus puntos mantener a su equipo por delante antes de afrontar el cuarto definitivo (71-67, minuto 30).

En un primer momento, los eslovenos parecieron aguantar el chaparrón, pero los serbios, liderados por Bogdan Bogdanovic, dieron la vuelta al luminoso con menos de cuatro minutos por jugar (80-82).

Cuando parecía que los serbios habían hecho lo más difícil, entre Dragic, Randolph y Prepelic resucitaron a Eslovenia y con un parcial de 13-5 sentenciaron la final (93-85).

- España, tercera -

Antes de la final, España ganó el partido por el bronce por 93-85 a Rusia, en la despedida de su escolta Juan Carlos Navarro, que a sus 37 años disputó su último partido con la selección.

El jugador del Barcelona, con más de 250 partidos internacionales, logró de este modo su décima medalla con la selección española, entre ellas dos platas y un bronce olímpicos, un oro en un Mundial, y dos títulos europeos.

España logró subir al podio por novena vez en las diez últimas ediciones del campeonato europeo, la sexta consecutiva, aunque no pudo revalidar el título continental logrado hace dos años en Francia, ya que perdió en semifinales ante Eslovenia.

"Me han llegado muchos mensajes de cariño y estoy muy contento por cómo ha transcurrido todo. Me hubiera gustado que la despedida hubiera sido en la final y con otro color de medalla pero el equipo ha salido muy bien a la pista después de la derrota de semifinales. Les estoy muy agradecido porque lo han hecho realmente bien y me han ayudado a ganar otra vez una medalla", dijo Navarro.

En el triunfo de España ante Rusia resultó determinante la potencia de los hermanos Gasol debajo del aro, siendo los dos máximos anotadores del encuentro, Pau con 26 puntos y Marc con 25.

También destacó la buena labor del base canario Sergio Rodríguez, que anotó 16 puntos.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.