Saltar al contenido principal

Un periodista francés regresa a París tras 51 días encarcelado en Turquía

Anuncios

París (AFP)

El periodista francés Loup Bureau llegó a París este domingo por la mañana tras pasar más de 50 días en la cárcel en Turquía, acusado de pertenecer a una "organización terrorista armada".

El reportero, de 27 años, fue detenido el 26 de julio en la frontera entre Irak y Turquía, después de que se hallaran en su poder unas fotografías en las que aparece en compañía de combatientes kurdos sirios de las YPG, movimiento considerado como una organización "terrorista" por Ankara.

Estas imágenes remontan, según su defensa, a 2013, cuando realizó un reportaje sobre las condiciones de vida de la población siria, difundido por la cadena francesa TV5 Monde.

A su llegada al aeropuerto Charles de Gaulle de la capital francesa, hacia las 08h45 locales (06h45 GMT), su familia y su novia lo estaban esperando. La ministra de Cultura francesa, Françoise Nyssen, también estuvo presente.

En sus primeras declaraciones ante la prensa, Bureau se dijo "muy aliviado de volver" a Francia. "Estoy muy cansado, pero muy contento de estar aquí", declaró, añadiendo que "hasta el final, estuvo en la incertidumbre de poder irse".

Sus condiciones de detención fueron al principio "un poco complicadas". Pero "a partir del momento en que (el presidente francés Emmanuel) Macron anunció que pedía mi liberación, hubo cambios", afirmó.

Macron, con quien el periodista se entrevistó por teléfono a su llegada, había pedido a su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, a finales de agosto su "rápida liberación".

En el aeropuerto de Estambul, las autoridades aeroportuarias hicieron embarcar a Bureau "directamente por la pista, para evitar cualquier contacto con los medios", según informó la oenegé Reporteros Sin Fronteras (RSF), que ha hecho campaña a favor de su liberación. Bureau estuvo detenido durante 51 días en Sirnak, una ciudad del sureste de Turquía.

- 'Riesgo de condena' -

Su liberación, anunciada el viernes tras la visita del jefe de la diplomacia francesa, Jean-Yves Le Drian, a Ankara, es "un gran alivio", afirmó Macron.

Interrogado sobre una posible contrapartida a esta liberación, el abogado del periodista, Martin Pradel, declaró: "No tengo ninguna razón para pensarlo".

"Simplemente hacer entender a las autoridades turcas cómo se equivocaban en seguir encarcelando a un periodista francés (...) fue suficiente", dijo.

"Todo cambió a mediados de la semana pasada con el acto de acusación y la fijación de una audiencia", explicó Pradel, lo que hizo que el caso fuera trasladado a un juez. "El juez quiso inmediatamente recibir a Loup e inmediatamente se pronunció sobre la cuestión de su liberación, mientras que la investigación continuaba".

"Siempre ha planeado por encima de él (del periodista) un riesgo de condena, una condena extremadamente grave porque querría decir que Loup es un terrorista", recordó su abogado.

Turquía ocupa el puesto 155 de los 180 que figuran en la clasificación de la libertad de prensa de RSF, una situación que se ha degradado especialmente desde el intento de golpe de Estado de julio de 2016.

Unos 170 periodistas están encarcelados en el país, según el sitio P24, especializado en la libertad de prensa. Los profesionales turcos son con diferencia los más afectados, pero varios periodistas extranjeros también se encuentran retenidos.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.