Saltar al contenido principal

Liberado un sacerdote filipino secuestrado en mayo por el grupo Estado Islámico

Anuncios

Manila (AFP)

Un sacerdote católico secuestrado por partidarios del grupo yihadista Estado Islámico (EI) que ocuparon hace casi cuatro meses una parte de Marawi, ciudad del sur de Filipinas, fue liberado, anunciaron este lunes las autoridades.

El padre Teresito Suganob participó en una conferencia de prensa organizada en el cuartel general del Ejército en Manila. Según el ministro de Defensa filipino, Delfin Lorenzana, el cura fue liberado el sábado por la noche cuando las tropas tomaron el control del centro de mando de los islamistas en una mezquita de Marawi.

"Gracias y rezo por ustedes, que Dios les bendiga a todos. Recen por mí, por mi recuperación", afirmó Suganob, popularmente conocido como "Padre Chito", sonriendo y saludando a los periodistas.

Con buen sentido del humor pese a su largo cautiverio, el sacerdote, que llevaba una gran barba pero parecía en buen estado de salud, declaró: "Estoy físicamente fuerte y guapo. Es todo por el momento".

El 23 de mayo, centenares de yihadistas armados y portando la bandera negra del grupo Estado Islámico (EI) ocuparon varios barrios de Marawi. El padre Suganob fue secuestrado junto a varios de sus parroquianos al inicio de los enfrentamientos.

Desde entonces, más de 800 personas han muertos y barrios enteros de Marawi fueron destruidos en los combates. Los islamistas resisten a una campaña de bombardeos respaldada por EEUU.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.