Saltar al contenido principal

Liberado el periodista francés detenido en Turquía durante 51 días

El periodista Loup Bureau a su regreso en Francia, en el aeropuerto de Roissy, con su padre y la ministra de la Cultura, Françoise Nyssen.
El periodista Loup Bureau a su regreso en Francia, en el aeropuerto de Roissy, con su padre y la ministra de la Cultura, Françoise Nyssen. Geoffroy Van Der Hasselt/ AFP

El periodista francés Loup Bureau regresó a París “cansado pero aliviado”, tras ser arrestado durante más de un mes en Turquía. Pese a su liberación, sigue acusado de terrorismo por el gobierno de Ankara.

Anuncios

Este estudiante de periodismo de 27 años y colaborador de los canales de televisión TV5 y Arte, fue arrestado en julio pasado por posibles vínculos con las Unidades de Protección del Pueblo Kurdo (YPG), una milicia kurda siria a la que el presidente turco Recep Tayyip Erdogan tilda de “grupo terrorista”.

Bureau se encontraba en la frontera de Turquía con Irak cuando fue detenido. Con él portaba fotografías que lo mostraban como un supuesto miembro más de la milicia YPG y por ello fue encarcelado.

“No me maltrataron físicamente, pero recibí amenazas e intimidaciones”, explicó Loup Bureau a los periodistas que lo recibieron en el aeropuerto. “Desde que el presidente (Emmanuel) Macron exigió mi liberación –prosiguió- hubo cambios: los guardias empezaron a entender que yo no era un terrorista, que las cosas de las que me habían acusado no eran ciertas”.

Precisamente, Ankara considera que el YPG es una filial siria del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), partido opositor de izquierda, que ha estado llevando a cabo una insurgencia contra el Estado turco durante más de tres décadas. Algo que no comparte Estados Unidos, que defiende al YPG como la fuerza más eficaz en lucha contra el grupo terrorista Estado Islámico (EI).

En cuestión la libertad de prensa en Turquía

El arresto de Bureau ha despertado todas las alarmas en Europa sobre la libertad de prensa en el país bajo el gobierno de Erdogan, quién ha aplicado una política más represiva desde el fallido golpe de Estado que vivió en julio de 2016.

Desde entonces, las autoridades turcas han detenido a decenas de miles de individuos, acusados de estar relacionados con los presuntos golpistas.

Entre ellos se encuentran periodistas como Bureau, que fueron encarcelados por dar supuesto apoyo a grupos terroristas. Es el caso del fotoperiodista francés Mathias Depardon y del corresponsal alemán de Die Welt, Deniz Yucel.

“Los periodistas pertenecen a las redacciones, no a las cárceles. Hago un llamamiento a los poderes de Turquía, dejemos que nuestros periodistas se vayan”, reclamó esta semana el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.

Según Reporteros sin Fronteras (RSF), Turquía está por debajo de Bielorrusia y la República Democrática del Congo, en cuanto a libertad de prensa. RSF celebra el regreso del periodista francés Loup Bureau, pero estima que entre 160 y 180 periodistas turcos permanecen bajo arresto.

“La liberación de Loup Bureau es bienvenida, pero la situación en Turquía no ha cambiado”, afirma Pierre Haski, presidente de RSF.

A pesar de su liberación, en la que tuvieron que intervenir el presidente Macron y el jefe diplomático en Ankara, Jean-Yves Le Drian, el periodista Loup Bureau sigue acusado de pertenencia a “una organización terrorista armada”.

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.