Saltar al contenido principal

Un periodista ecuatoriano con orden de prisión regresa tras refugiarse en Perú

Anuncios

Quito (AFP)

El periodista ecuatoriano Fernando Villavicencio, refugiado desde abril último en Perú, regresó a Quito a pesar de una orden de prisión en su contra por supuestamente revelar información reservada del gobierno del expresidente Rafael Correa.

"Vengo (...) porque me siento libre", dijo Villavicencio en una rueda de prensa el lunes en el Colegio de Abogados de Quito, donde denunció un presunto negocio ilegal millonario de petróleo durante el gobierno de Correa (2007-2017), quien demandó al crítico periodista en varias ocasiones.

El periodista, que esperaba respuesta de Lima a su pedido de asilo, explicó que volvió al país -aunque sin precisar cuándo- ante un "pedido del presidente Lenín Moreno de que todos los ciudadanos que sepan del cometimiento de delitos o de casos de corrupción no se callen".

Moreno sucedió en mayo pasado a su copartidario Correa, con quien mantiene un agrio enfrentamiento por sus diferentes estilos para gobernar, y dejó sin funciones a su vicepresidente Jorge Glas, vinculado a una indagación penal por el caso de corrupción de la constructora brasileña Odebrecht.

Villavicencio señaló que presentará ante la fiscalía documentación sobre supuestos perjuicios por unos 2.200 millones de dólares al Estado por la venta de crudo mediante intermediación con Petrochina.

El comunicador, autor del libro "El feriado petrolero", definió el caso como "una de las tramas de corrupción más grandes de la historia de Ecuador".

En octubre de 2016 un juez ecuatoriano ordenó prisión preventiva contra Villavicencio por supuestamente revelar información reservada con correos electrónicos hackeados a la administración de Correa para sustentar investigaciones sobre corrupción en negocios petroleros.

"Efectivamente hay una orden de prisión preventiva en contra de Fernando", manifestó a su vez Ramiro García, presidente del Colegio de Abogados de Quito y que defiende a Villavicencio, exdirigente sindical de la estatal Petroecuador.

García añadió que su defendido goza de medidas cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) concedidas en 2014, cuando Villavicencio fue sentenciado a 18 meses de prisión por injuriar a Correa.

En esa ocasión, el periodista se ocultó en la selva amazónica para evitar cumplir la condena.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.