Saltar al contenido principal

Juicio por el incendio de un coche de policía en una manifestación en París

Anuncios

París (AFP)

El juicio sobre el incendio de un coche de policía con dos personas dentro durante una manifestación en París, cuyas imágenes fueron muy difundidas por internet, fue suspendido este martes tras un comienzo caótico y se reanudará el miércoles, informó el presidente del tribunal.

El juicio fue suspendido después de que los abogados de la defensa protestaran por el reducido tamaño de la sala de audiencias, en un tribunal parisino.

El miércoles se retomará el proceso en una sala más grande.

El 18 de mayo de 2016, el sindicato de la policía Alliance convocó una manifestación contra el "odio antipolis", ante lo que un colectivo que denuncia la violencia policial organizó una contramanifestación.

En un breve vídeo visionado miles de veces en YouTube, se ve a un grupo de personas vestidas de negro rodeando un vehículo de la policía bloqueado en medio de la circulación en la capital francesa.

De repente, varios proyectiles golpean contra el automóvil, cuyas lunas empiezan a romper algunas personas, a patadas o con bolardos, mientras que un individuo tira una bengala dentro del coche, que empieza a arder.

Del interior sale un corpulento agente que empieza a repeler, con sus manos, los golpes que un individuo le propina con una barra metálica, lo que le valió el apodo de "policía kung fu".

Serán juzgadas nueve personas: tres están detenidas; cinco, bajo control judicial, y una novena, residente en Suiza, es objeto de una orden de arresto internacional.

Jean-Claude Delage, presidente del sindicato Alliance, reclamó una "señal fuerte" por parte de la justicia, mientras que algunos policías no aceptan que los sospechosos no vayan a ser juzgados por intento de asesinato.

Seis acusados serán juzgados por "violencia agravada contra policías reunidos" y podrían ser condenados hasta a diez años de cárcel.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.