Saltar al contenido principal

Retiran una estatua de la Virgen en la ciudad iraquí de Basora antes de su inauguración

Anuncios

Basora (Irak) (AFP)

Una estatua de la Virgen que debía ser inaugurada este martes en Basora (sur de Irak) fue retirada durante la noche a petición del episcopado caldeo, que temía que provocase disensiones confesionales.

La estatua blanca de cinco metros de altura y dos de ancho, cuya construcción fue financiada, entre otros, por "la organización armenia de Basora para la salvación y el desarrollo", había sido colocada en un jardín del centro de la ciudad.

El distrito se llamaba Hay Arman (barrio armenio) antes de que lo rebautizaran recientemente, puesto que la mayoría armenia había dejado la ciudad.

"La estatua fue transferida a petición de nuestros hermanos cristianos ya que el que quería erigirla buscaba desestabilizar la situación en la ciudad", afirmó a la AFP Jabar al Saidi, jefe del comité de seguridad de la provincia de Basora.

En una carta dirigida al Gobierno provincial, el arzobispo caldeo de Basora, Habib Homuz al Naufali, rechazó la iniciativa de instalar la estatua en la ciudad.

"Ningún responsable aprobó esta operación que puede tener consecuencias graves y sembrar cizaña entre las diferentes confesiones de la ciudad", aseguró en la misiva, cuya copia obtuvo la AFP.

En el correo, destaca que el 90% de los cristianos dejaron la ciudad mayoritariamente chiita desde la invasión liderada por Estados Unidos en 2003. Sólo quedan 300 familias.

"Tememos que esta iniciativa sin reflexión provoque la partida del resto de las familias debido a las tensiones confesionales", subraya el prelado, que propone erigir un monumento a todas las religiones y enviar la estatua a una iglesia, un monasterio o un cementerio para evitar que sea vandalizada.

"Tuvimos la autorización oficial para erigir esta estatua que representa el símbolo de la coexistencia pacífica en Basora. (...) Condenamos el desmantelamiento de la estatua y pedimos explicaciones a la iglesia y a la municipalidad", declaró a la AFP el militante Eczar Nimr, coordinador del proyecto nacional para la coexistencia pacífica en Irak, que participó en el proyecto.

Los cristianos eran más de un millón en Irak antes de la invasión estadounidense. La comunidad suma en la actualidad unos 400.000 miembros.

La diócesis de Basora tiene 15 iglesias, de las cuales sólo se utilizan cuatro.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.