Saltar al contenido principal

Los musulmanes se sienten ligados a los países europeos donde viven, según un estudio

Anuncios

Viena (AFP)

Las tres cuartas partes de los musulmanes que viven en Europa se declaran "ligados" emocionalmente al país en el que viven y confían en sus instituciones, aunque más de un tercio se sienten discriminados, resaltó una gran encuesta difundida este jueves.

La Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea (FRA) encuestó en 2016 a 10.527 personas de fe musulmana residentes en 15 países de la UE. Más de la mitad tienen la ciudadanía del país en el que residen.

Según los resultados del estudio, el 76% de las personas interrogadas se declaran "muy ligadas" al país en el que viven.

Por grado de intensidad, los musulmanes que viven en Finlandia, Suecia, Reino Unido, Francia y Bélgica son los que más integrados se sienten, mientras que los que viven en Italia, Holanda, Austria y Grecia son los que menos sienten este vínculo.

En dos países, Francia y Holanda, ese apego es ligeramente inferior entre los hijos de los inmigrantes musulmanes que entre sus padres.

En promedio, los musulmanes aseguran tener más confianza en las instituciones de sus países de residencia (sistema judicial, policía, Parlamento) que el resto de la población.

Estos resultados "desacreditan totalmente la afirmación según la cual los musulmanes no están integrados en nuestras sociedades", estima en el informe Michael O'Flaherty, el director de la FRA, con sede en Viena.

Por otro lado, cuatro musulmanes de cada diez (39%) aseguran que se sintieron discriminados en algún momento a causa de su origen o religión en los últimos cinco años.

Esta discriminación se aplicaría en particular en la búsqueda de empleo o de alojamiento.

El 39% de las mujeres que llevan velo aseguran haber sufrido "gestos o miradas" hirientes.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.