Saltar al contenido principal

Bottega Veneta convierte las pasarelas de Milán en una discoteca

Anuncios

Milán (AFP)

La nueva colección de Bottega Veneta, resueltamente enfocada hacia la fiesta, hizo vibrar este sábado la semana de la moda de Milán a ritmo de hip hop.

Con sus joyas, flecos y largos vestidos recubiertos de botones como si fueran piedras preciosas, la colección primavera-verano 2018 de la célebre casa veneciana sacudió el palacio Archinto y su laberinto de habitaciones, convertido hoy en una escuela.

Una moda fácil de llevar, "incluso los vestidos largos parecen camisetas", explicó Tomas Maier, diseñador de la marca, en las notas de presentación de esta nueva colección.

Los modelos parecían vestidos con simplicidad, con un estilo muy funcional, de no ser por las impresionantes cantidades de joyas y otros accesorios, como pequeños espejos redondos y pesadas pulseras y collares, uno de los cuales, muy colorido, en forma de mariposa.

Y lo mismo en el caso de los hombres, que desfilaron por la misma pasarela pero con menos accesorios. Lucieron, eso sí, piezas de ante, de satén o de piqué.

En la actualidad propiedad del grupo de lujo francés Kering, que también posee Gucci, Bottega Veneta fue fundada en 1966 por Michele Taddei y Renzo Zengiaro.

La semana femenina de la moda de Milán continuaba con las presentaciones de las nuevas colecciones de Missoni, Salvatore Ferragamo y, por primera vez en esa ciudad, las creaciones de Luke y Lucie Meier para Jil Sander.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.